En una bodega de Córdoba, Ver., muebles de la residencia oficial y diarios de la ex primera dama dan más evidencia a la PGR

La frase “Sí merezco abundancia” se repite en una página una y otra vez, como una especie de mantra o expiación por todo lo que, en otras libretas, la que fuera primera dama de Veracruz, Karime Macías de Duarte, anotó sobre movimiento de dinero público, compra de inmuebles en el extranjero, cuentas en dólares y euros, arte y la vida cotidiana de un gobernador, ahora, prófugo. Las libretas, además de una cantidad aún indeterminada de ayuda estatal y federal (sillas de ruedas, paquetes escolares, equipos deportivos…) fueron localizadas en una bodega en el municipio de Córdoba, Ver., gracias a una llamada anónima, según informó el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunez. (Vía: El Universal)

La bodega, a nombre de una de las tantas empresas fantasmas que triangulaban el dinero del estado hacia las cuentas de Duarte, fue encontrada llena no sólo de insumos pensados, supuestamente, para mejorar la calidad de vida de cientos de veracruzanos en condiciones vulnerables (niños en zonas marginadas y discapacitados), sino, también, muebles y arte de la residencia oficial del gobernador, Casa Veracruz -es decir, propiedad del pueblo veracruzano-, sillas de montar y barriles de vino “regalos” de diputados y senadores, plumas y enseres de oficina de lujo y artículos deportivos autografiados por futbolistas, beisbolistas y jugadores de futbol americano. (Vía: Aristegui Noticias)

Sin embargo, lo más importante para la investigación penal que se ha seguido desde la huída de Duarte, son las libretas en las que, aparentemente, la esposa del ex gobernador mantenía diarios donde se reporta a detalle las reacciones del ahora prófugo tras detenciones de funcionarios cercanos a él, o el decomiso de dinero, como el ocurrido en 2012, cuando un allegado a ellos fue detenido en el aeropuerto de la Ciudad de México con un portafolio con varios millones de pesos. Además, esas mismas libretas contienen datos, números de cuenta, cantidades de efectivo y la triangulación detallada de la extracción de dinero público que Duarte y su equipo hicieran durante su administración. (Vía: Animal Político)

El equipo de la Fiscalía General del Estado ya entregó la evidencia a la Procuraduría General de la República para ser procesada y sujeta a dictámenes documentoscópicos y grafoscópicos para determinar su legitimidad e incluirla en el expediente de los Duarte, que, semana a semana, va superando nuestra capacidad de asombro.

¿Y Duarte, cuándo?