Baja calificación de México se debe a gobernabilidad deficiente

La calificadora Standard & Poor’s Global Ratings, una de las instituciones financieras más prestigiosas del mundo, señaló que el crecimiento de México ha sido mediocre; sobre todo, por las deficiencias en la gobernabilidad. En su reporte indicó que el “reto para crecer de México es más político que económico”, por lo que recomendó crear una nueva estrategia. Joydeep Mukherji, analista de la firma, sostiene:

“Consideramos que el mediocre desempeño de México para crecer se debe en gran parte a razones que no están relacionadas con la economía. El país entró en un periodo de apertura política y una mayor democracia en 2000, después de casi 70 años de gobierno de un solo partido.” (Vía Sin Embargo)

En el informe, la calificadora destacó que, hasta ahora, la migración y los elevado ingresos petroleros fueron los pilares para el crecimiento de la economía nacional. Sin embargo, estos factores se han debilitado. Por esa razón, afirmó que es urgente cambiar la estrategia para compensar esta debilidad. Si México quiere impulsar el crecimiento debe implementar políticas que fomenten la creación de empleos.

Standard & Poor’s aseguró que, a pesar de que durante el gobierno de Peña Nieto se aprobaron  las reformas estructurales, la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB, el valor de todos los productos y servicios que se producen en un país) es realmente decepcionante.

 “A pesar de que México realizó importantes reformas, que no han hecho otros mercados emergentes, no ha logrado crecer más, esto debido a las deficiencias en la gobernabilidad y en la aplicación de la ley” (Vía Sin Embargo)

La calificadora insistió en que el mal desempeño económico es el reflejo de un proceso de transición que no ha concluido en su gobierno. Pues, aún no se ha concretado un sistema político basado en el pluralismo, la división de poderes, la transparencia y la rendición de cuentas.

El  23 de agosto, Standard & Poor’s había otorgado una evaluación negativa a la economía mexicana. Dejando claro que existe la posibilidad de que en los próximos 24 meses la calificación baje aún más, si la deuda pública aumenta más de los esperado.  En ese comunicado señaló:

“México ha llevado a cabo más reformas estructurales en comparación con la mayoría de los países de mercados emergentes, pero su tasa de crecimiento ha sido decepcionante, debido parcialmente a factores no económicos.” (Vía Sin Embargo)

Publicidad