Libertades en resistencia: un informe de Artículo 19 contra la violencia

Libertades en resistencia  de Artículo 19 es un informe detallado sobre la violencia directa y estructural que sufre el periodismo en México pero también es una herramienta para hacer frente a esa violencia, es un cuerpo en protesta y un grito constante.

Incluso, al final del documento están cuidadosamente enumeradas la recomendaciones jurídicas y de buena gobernanza que el Ejecutivo Federal, la Fiscalía Especializada en Delitos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Procuraduría General de la República, entre muchas más organizaciones responsables de la libertad de expresión, pueden legislar, investigar, realizar, implementar en sus organismos institucionales para que la vida y el trabajo de los periodistas sea habitable.

Es así que en medio de la indignación, la rabia, la impotencia del mes de marzo en que fueron asesinados tres periodistas, Cecilio Pineda Brito de 38 años, Ricardo Monlui de 57 años y Miroslava Breach Velducea de 54 años de edad, las palabras resistencia y libertad adquieren un verdadero sentido. 

El texto muestra comparativos entre los tipos de agresión, los sexenios, los procesos electorales y señala que el año 2016 ha sido el más sangriento, se registró el asesinato de 11 periodistas y 426 agresiones contra la prensa; más que nunca en la historia de la documentación de Artículo 19. Aunque Veracruz es, probablemente, uno de los estado más peligrosos para ejercer el periodismo en México, la investigación señala que la Ciudad de México es la entidad de la República que más agresiones concentra (71), 6% más que en 2015.

Esto se debe a que la agresión contempla no sólo el homicidio, sino el hostigamiento, el acoso, la amenaza verbal, el espionaje.

Pero el documento de A19 no sólo son cifras, también son historias, que deben leerse desde los números y porcentajes, pero también desde los rostros, los amigos y los hogares.

Por ejemplo, el espionaje del que fue víctima Rafael Cabrera, periodista clave en el desarrollo del reportaje sobre la Casa Blanca de Peña Nieto, funcionó para hablar sobre las estrategias que implementa el estado para sustraer información.

Por otro lado, también presentan un homenaje a sus compañeros Regina Martínez, Gregorio Jiménez, Rubén Espinosa, Anabel Flores y Salvador Olmos; narran cómo fueron asesinados y ponen en evidencia el patrón comúnmente utilizado por las autoridades al momento de documentar y dar a conocer los casos de los periodistas.

Esta labor no sólo está dirigida hacia periodistas sino; está escrito a quienes el estado dejó de ser ese símbolo nacional o ese comercial en el que todos están orgullosos de su país, está escrito para las que fueron violadas por el ejercito, para los que fueron levantados por policías estatales, para lo que siguen en espera de ser identificados.

Artículo 19 dejó de tener miedo para que nosotros, testigos cotidianos dejemos de tener miedo también.