Armas químicas que amenazan la vida marina

armas-químicas-baltico

Algunos científicos advirtieron que al menos un millón de toneladas de armas químicas fueron arrojadas al mar después de las Guerras Mundiales I y II y el día de hoy yacen en el fondo oxidándose.

En los meses posteriores al fin de las guerras, varios países arrojaron cientos de bombas, municiones, minas y armas químicas al océano, por lo que un grupo internacional de científicos y miembros del Programa de Ciencia para la Paz y la Seguridad de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (NATO por sus siglas en inglés), buscan signos de daño ambiental y mapean el fondo del mar en busca de los sitios donde fueron arrojadas las armas dentro del Mar Báltico, las cuales implican una amenaza para la vida marina.

Los expertos aseguran que “tan solo un sexto de las 50 mil toneadas de municiones arrojadas al Mar Báltico podrían arruinar el hábitat por un siglo entero”. (Vía: Digital Journal)

Como antecedente, la Convención de Londres para la Prevención de la Contaminación Marina, liberada en 1972, hizo ilegal el arrojar armas químicas al mar pero, para esa fecha, miles de toneladas de municiones ya yacían en el fondo, alterando el hábitat.

Por ejemplo, en Knokke-Heist, en la costa belga, reposan 35 mil toneladas de armas químicas utilizadas durante la Primera Guerra Mundial, por tanto, pescar o nadar está prohibido. Los científicos que se encargan de vigilar la zona consideran que lo mejor es no tocarlas ni moverlas.

Jan Mees, que dirige el Instituto Marino de Flandes, señaló que:

 “Se nos dejó con toneladas y toneladas de municiones. Principalmente municiones alemanas. Una gran cantidad de cabezas explosivas fueron sencillamente dejadas, abandonadas en los campos de Flandes. Así que de una manera u otra, había que deshacerse de ellas, y el gobierno de entonces tomó una decisión muy rápida y fácil, buscaron un banco de arena en el mar en el que pudieran enterrar las bombas, localizaron uno que no estaba muy lejos aquí, y durante seis meses cada día un barco lleno de cabezas químicas estuvo arrojándolas en ese lugar”. (Vía: Euronews)

Y, aunque ha pasado mucho tiempo y los gobiernos son cada vez más transparentes sobre la ubicación y volumen de estos antiguos arsenales de armas químicas arrojados al mar, cuanto más se sabe, el problema va mostrando su gran complejidad.

https://www.youtube.com/watch?v=5XB7n6aFMWY

Publicidad