AMLO nunca dijo “cállate”, pero igual fue el vestido azul (o blanco) de la semana

Primero quisieron aguarle la fiesta durante un mitin. Luego lo increpó el padre de un normalista de Ayotzinapa en la calle y él lo tildó de provocador. Al día siguiente se canceló su reunión en la ONU gracias a la nieve que ha paralizado la ciudad de Nueva York. La gira de Andrés Manuel López Obrador ha resultado ser un fiasco y muchos aquí no se pusieron de acuerdo si dijo “cállate” o no.

AMLO en mitin en Nueva York.

El lunes dos personas interrumpieron un mitin de López Obrador. Los protestantes sostenían por lo alto pancartas donde increpaban al ex jefe capitalino sobre su relación con José Luis Abarca, ex alcalde de Iguala actualmente preso por su participación en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. AMLO salió más o menos airado cuando, ante los reclamos del público a los dos protestantes, donde incluso los llamaron “pagados”, él viró alegando que eran “libres y defendían una causa justa”. (Vía: Animal Político)

 

Más tarde y a nivel de calle, Antonio Tizapa, padre de uno de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, lo increpó sobre su relación con José Luis Abarca y sobre su inacción cuando dos estudiantes de Ayotzinapa fueron asesinados cuando Ángel Aguirre era gobernador y AMLO aún era miembro del Partido de la Revolución Democrática. A lo cual, el ex candidato presidencial respondió por un lado que le reclamara “al Ejercito, a Peña, no a mí”.

Fue ahí que el político tabasqueño llamó a Tizapa “provocador”. Entonces vino el copo de nieve que desencadenó la nevada: hasta el día de hoy muchos no se habían puesto de acuerdo si AMLO se despide del padre del normalista al grito de “¡cállate!” o, en cambio, le desea “que te vaya bien”. (Vía: Proceso)

Los detractores del presidente de MORENA desde el lunes por la noche escuchaban un clarísimo “cállate” mientras que una vasta porción de los lopezobradoristas escuchaban “que te vaya bien”. En esta redacción, que ante todo es neutral, hubo muchos que no escucharon nada.

 

Y, aunque el vestido azul o blanco de la política mexicana dividió opiniones a lo largo del martes, el colmo llegó para López Obrador bajo la forma de una tormenta invernal que ha paralizado casi por completo la ciudad de Nueva York: la tormenta Stella ha cancelado miles de vuelos, demorado otros tantos, cerrado oficinas, sacado a los niños de la escuela y, de paso, canceló definitivamente la cita de López Obrador en la ONU con el comisionado de Drechos Humanos.

 

Si bien es cierto que el alcalde Di Blasio de Nueva York bien fama de cerrar el changarro a la menor provocación nevada, la tormenta Stella ha estado fuera de proporción al caer al filo de la primavera, dejando a su paso un clima opuesto al de Tabasco.

Sin embargo, la discusión sobre el “cállate” donde muchos vieron un resabio del viejo “cállate, cachalaca” que le espetara Obrador al entonces presidente Fox en marzo del 2006, concluyó de forma tajante cuando Arturo Rodríguez, reportero de Proceso que originó la nota sobre el “cállate”, aclaró en una serie de tuits que, tras aislar el audio del video original, llegó a la conclusión de que AMLO en efecto decía “que te vaya bien”.

 

De cualquier forma, la aclaración no impedirá que algunos sigan escuchando “cállate” ni tampoco detendrá la nieve sobre Nueva York.