Alcaldes veracruzanos exigen el presupuesto que Duarte se robó

presupuesto-alcaldes

El diputado federal Antonio Abdalá, ex tesorero de Javier Duarte, reconoció que más de 300 millones de pesos del presupuesto correspondientes a un subsidio federal de salud, se canalizaron para otras “prioridades” de la administración estatal y sostuvo que él sólo cumplía con la política de gasto establecida por el gobierno veracruzano.

La investigación surgió como resultado de la denuncia que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) interpuso ante la Contraloría estatal, derivada a su vez de la desaparición de 315 millones 627 mil 148 pesos correspondientes al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) entregados a la administración de Javier Duarte en el año 2013.

“Mi actuar atendió a la observancia de las diversas políticas públicas establecidas por el Gobierno del Estado en materia de gasto, derivado de la reducción del flujo de recursos de libre aplicación por la afectación de participaciones federales del Estado”, señaló el diputado en un escrito y justificó el supuesto uso del dinero para atender los problemas de seguridad en el estado como la sociedad lo exigía. (Vía: Animal Político)

Mientras tanto, al menos 60 alcaldes veracruzanos marcharon del Senado a la Secretaría de Gobernación el pasado lunes 7 de noviembre, exigiendo el pago de los adeudos de 3 meses de presupuesto.

René Juárez Cisneros, dialogó con ellos por instrucciones del secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien les reiteró que la Administración Federal tiene voluntad para encontrar con ellos y las autoridades del estado, una ruta de solución a los conflictos y les recordó que su problema es de carácter institucional y no de personas. (Vía: Animal Político)

Por su parte, la Secretaría de Gobernación se comprometió a gestionar con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) el que los presidentes municipales del estado de Veracruz reciban de manera íntegra las participaciones federales que el gobierno de Javier Duarte no les entregó, aunque estos alegan que lo mismo está sucediendo durante la gestión del gobernador interino, Flavino Ríos.

Durante la reunión, los presidentes municipales veracruzanos exigieron la designación de un interventor de Hacienda que garantice que las aportaciones federales les sean entregadas a los gobiernos municipales y que no permanezcan en el gobierno estatal, además de recibir recursos extraordinarios.

Por otro lado, el presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, José Franciso Yunes, prometió a los presidentes municipales que el próximo viernes les serán depositados los recursos anteriormente desviados. De los 35 mil millones de pesos de presupuesto que recibe el estado de Veracruz por participaciones, 20% (7 mil millones de pesos) debieron llegar a los municipios en los últimos 3 meses, por lo que la deuda total es de entre mil 500 y 2 mil millones de pesos. (Vía: La Jornada)