Se confirma la muerte del líder del EI: Abu Bakr al-Baghdadi

El Ministerio de Defensa ruso, así como el Observatorio de Derechos Humanos y fuentes dentro del Estado Islámico (EI) han confirmado la muerte del líder de la organización terrorista, Abu Bakr al-Baghdadi en un ataque aéreo ocurrido el 28 de mayo pasado.

Desde mediados de junio, corrían rumores de la posible muerte de al-Baghdadi, sin embargo, sin una confirmación oficial de parte del EI o de fuentes de inteligencia, ni las fuerzas rusas, ni el gobierno iraquí ni lo poco que queda del gobierno sirio, no había forma de saber a ciencia cierta que eso hubiera ocurrido. (Vía: Sin Embargo)

Esta vez, además de las fuentes rusas y sirias, una televisora local en Nínive, Iraq, confirmó la muerte de quien, en 2014, desde una mezquita en Mosul, declaró el inicio de un califato que, cada día, va perdiendo más terreno.

Esta vez no fue el ejército estadounidense ni la coalición que lidera los responsables de la muerte del líder terrorista, sino la fuerza aérea rusa: según informes oficiales, se recopiló inteligencia sobre una reunión de los más altos mandos del EI a finales de mayo en las cercanías de la ciudad iraquí de Raqqa y el Kremlin procedió a atacarla: según sus propios reportes, perecieron no sólo al-Baghdadi, sino también Abu-al-Khadzhi al-Mysri, Ibrahim Haef al-Khadi y Suleiman al-Shuauakh, el líder de Seguridad del EI. (Vía: Metro.co.uk)

https://twitter.com/DonJorge33/status/884763762795917312

Con Mosul en control del gobierno iraquí y la Raqqa sitiada por tres frentes: el ejército ruso, sirio y una coalisión de tropas iraníes y jordanas por un lado; tropas kurdas en el norte, y la coalición estadounidense entre Iraq, fuerzas especiales británicas y separatistas sirios, el EI se ha quedado sin cabeza y casi sin territorio, lo que no significa que sea un grupo que ha perdido su capacidad de organizar ataques en el extranjero o, al menos, inspirarlos. (Vía: Independent)

La caída de al-Baghdadi y la muy cercana capitulación del EI levantan una larga serie de preguntas en un orden mundial que ya no tiene a Estados Unidos a la cabeza. Tras la entrada en 2003 del ejército estadounidense en Iraq, pocos se preguntaron qué ocurriría una vez que cayera Saddam Hussein, pues lo importante era tumbarlo. Esta vez, ¿alguien se preguntará qué ocurrirá una vez que ya no haya EI? ¿o sólo lo importante era tumbarlo? (Vía: NYT)

ANUNCIO