Negocian Santos y Uribe, mientras los colombianos marchan reclamando la paz

Luego de seis años de su última reunión, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su predecesor y rival político, Álvaro Uribe, se juntaron para dialogar sobre los acuerdos de paz que recientemente fueron rechazados tras el plebiscito realizado el pasado 2 de octubre en Colombia.

La reunión, que es parte de los esfuerzos de Santos por buscar una salida política para poner fin a medio siglo de violencia, no obtuvo grandes resultados aunque acordaron impulsar una comisión de delegados que busque una salida a la crisis generada por el triunfo del “no”. (Vía: Animal Político)

Mientras que Santos buscaba presionar a Uribe, principal promotor del “no”, pidiendo que no se antepusieran “antagonismos y rencillas”, Uribe reiteró la necesidad de cárcel para los autores de crímenes, alivio judicial para las fuerza armadas, entre otras críticas que hizo durante la campaña del plebiscito. (Vía: El País)

Anterior a la reunión con Uribe, Santos se encontró con Andrés Pastrana, otro expresidente que se ha mostrado crítico con las negociaciones y quien fuera el último en intentar un diálogo con las FARC antes que Santos.

Pastrana declaró que, pese a lo que mucha gente pensaba, “la victoria del ‘no’ unió al país. Ahora el 98% de los colombianos está a favor del ‘sí'”, y dijo que de aquí en adelante las FARC tendrán mucha responsabilidad pues han sido ellos quienes han pedido una refrendación de los acuerdos. Además, aseguró que hay posibilidad de hacer ajustes sobre el acuerdo base y que están analizando los mecanismos para hacerlos llegar tanto al Gobierno como a la guerrilla. (Vía: El País)

Además de este diálogo se sostendrán más entre Santos y otros equipos partidarios del “no”. Sin embargo, el presidente colombiano, antes incluso de acudir a las primeras reuniones, anunció que el cese al fuego definitivo tan sólo se prolongaría hasta el 31 de octubre, lo que desató una reacción de preocupación por parte de los líderes de las FARC.

Por su parte, miles de colombianos de 14 ciudades del país llevaron a cabo una marcha conocida como La marcha del silencio vestidos de blanco, con velas, reclamando la paz. (Vía: El País)

La marcha fue convocada por colectivos universitarios a los que se unieron diversas organizaciones sociales, políticas y culturales, que votaron por el “sí”, y aclaran que no es un sí para el presidente del país ni para sus políticas, sino un sí al cese de una guerra de más de medio siglo.

Publicidad