“La Rebelión de los Colgados”, protesta civil contra la CFE

contra

En diferentes estados del país, se lleva a cabo un movimiento de protesta civil –autodenominado “La Rebelión de los Colgados”- contra las tarifas de luz eléctrica. Como parte de esta protesta, un muñeco de tamaño humano es colgado con letreros que señalan: “Me robó la CFE por eso me colgué” (Vía Sin embargo)

Dicha protesta propone como herramienta de desobediencia civil no pagar los recibos de luz y sus acciones ya se han replicado en al menos cinco estados: Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Veracruz y Chihuahua. (Vía Noroeste)

La protesta es llevada a cabo por ciudadanos que pertenecen a la Red Nacional de Resistencia Civil contra las Altas Tarifas –originada en 2003-, que cuenta con presencia en distintas entidades.
De acuerdo con sus miembros, “La Rebelión de los Colgados” es una demanda para que se reconozca el derecho humano al uso de la energía eléctrica y un intento de llevar esta discusión al terreno de la opinión pública, y es por eso que se realiza como una protesta callejera y dentro de los barrios. (Vía Somos el medio.org)

La Red también impulsa una campaña virtual contra el alza de los precios, a través de los hashtags #LaRebeliónDeLosColgados y #AMíTambiénMeRobóCFE.  Difunden fotografías en las que los muñecos portan otros letreros en los que se puede leer “¡Si pago, no trago!, y “Con los altos cobros #PosMeCuelgo, haciendo referencia al artefacto que popularmente se conoce como “diablito” y que muchas personas utilizan para conectarse a la luz eléctrica sin pagar. (Vía Sin embargo)

La organización expresa:

“Planteamos la desobediencia civil como forma de obtener acceso a la energía eléctrica y el amparo judicial para que se respeten nuestros derechos. Estamos pidiendo una tarifa social justa, un tope a lo que se pueda cobrar. Tenemos fundamentos suficientes para afirmar que hay irregularidades, que hay cuotas excesivas y manipuladas en el servicio que brinda la CFE. Proponemos una huelga de pagos hasta que esto sea tomado en cuenta y se respete el derecho al acceso a la energía, que tenemos.” (Vía Somos el medio.org)

Entre las protestas que han realizado, se tomaron las oficinas de CFE en Tonalá Chiapas; en Oaxaca se realizó una marcha; en Veracruz, Estado de México y Chihuahua aparecieron muñecos colgados en puentes y en la Ciudad de México se colgaron muñecos afuera de las oficinas centrales de la CFE. (Vía Sin embargo)

A la par de estas protestas, el mes pasado, organizaciones del Estado de México y de algunas delegaciones de la capital anunciaron que promoverán alrededor de 300 amparos para que se reconozca el derecho humano a la energía eléctrica, pues en muchos casos las cantidades que se deben pagar no pueden cubrirse con los ingresos que los hogares y los pequeños comerciantes perciben. (Vía Noroeste)

Publicidad