Reportera húngara que pateó a refugiados es acusada de vandalismo

húngara

Petra László, la reportera húngara que hace un año se hizo famosa por dar patadas y poner el pie a varios refugiados, entre los que había niños, que intentaban cruzar la frontera Serbia hacia Hungría, fue acusada por la Fiscalía de vandalismo. El pasado miércoles, dicha institución informó que se acusó formalmente a László de alterar la paz y que su delito podría ser penado hasta con cinco años de prisión. (Vía El Universal)

La Físcalía de la provincia de Csongrad señaló:

“El comportamiento de la acusada, que no causó heridas, provocó consternación en las personas que estaban presentes” (Vía El Universal)

Sin embargo, en la misma acusación se señala que “no es demostrable que el origen de las víctimas o el hecho de que se tratara de inmigrantes” haya sido lo que causó la actitud agresiva de la reportera.

En septiembre del año pasado, László protagonizó el episodio que suscitó indignación mundial. Imágenes de ella propinando zancadillas a los refugiados que huían de la policía en la frontera se hicieron virales en unos cuantos minutos; sobre todo una imagen en la que la mujer patea a Osama Abdul Mohsen, que lleva a su pequeño hijo Zaid en brazos. Ambos residen actualmente en la ciudad madrileña de Getafe, España, donde Osama fue contratado por una escuela de entrenadores de fútbol. (Vía El Español)

Tras el escándalo, la reportera húngara que trabajaba para la televisora N1TV, cercana a un partido de extrema derecha, fue despedida y trató de disculparse diciendo que tuvo un “ataque de pánico” cuando los refugiados rompieron el cordón policial y sintió que estaba siendo atacada. (Vía Sin embargo)

El proceso contra Lászlo tiene lugar cuando la tensión política aumenta en toda Europa, alrededor del tema de la crisis migratoria. Dentro de un mes, Hungría realizará un referéndum para decidir si se deben aceptar las cuotas de refugiados impuestas por la Unión Europea. (Vía El periódico)

Publicidad