Encuentran 10 migrantes muertos dentro de un tráiler en San Antonio

38 migrantes fueron encontrados en la caja de un trailer estacionado en un Walmart a las afueras de San Antonio, Texas la madrugada de este domingo; de éstos, 8 habían muerto, uno murió en el hospital, 19 se encontraban en estado crítico y el resto, aunque ilesos, mostraban claros signos de deshidratación.

Alrededor de la medianoche del sábado, un hombre se acercó a dos empleados de un Walmart vecino a la autopista interestatal 35, que comunica la ciudad fronteriza de Laredo con San Antonio; éstos lo ayudaron pero también llamaron a la policía, que llegó e inspeccionó un tráiler estacionado en una esquina que  había estado ahí todo el sábado. Al abrirlo, descubrieron 8 cuerpos y otros 30 migrantes con diferentes grados de padecimientos. (Vía: Reforma)

Inmediatamente llegaron más de 30 unidades de policía, bomberos, ambulancias y elementos de ICE (la policía de migración). Sin documentos de identidad, 19 migrantes fueron enviados en helicóptero al hospital militar de la zona, pues su condición era crítica y peligra (aún) su vida, los 8 cuerpos fueron enviados a la oficina forense del condado y los demás migrantes fueron trasladados en ambulancias a 5 diferentes hospitales.

Los paramédicos que dieron primeros auxilios declararon que las víctimas estaban “calientes al tacto”, con evidentes síntomas de golpe de calor y deshidratación y no podían decir desde cuánto estaban en el interior de la caja que, aunque contaba con aire acondicionado (es una caja-refrigerador), éste no estaba prendido desde hace días. La temperatura en esa zona de Texas el pasado fin de semana fue hasta de 36ºC, pero al interior de la caja pudo haber llegado fácilmente a los 48º. (Vía: El Universal)

La cónsul mexicana en San Antonio, Reyna Torres Mendívil, asistió a una vigilia por las víctimas y, al terminar la misa en la Catedral de San Antonio, confirmó que entre las nueve víctimas hay mexicanos, pero no se revelarán las identidades ni las nacionalidades de las víctimas hasta que los familiares puedan ser notificados; así mismo, leyó un comunicado y, a nombre de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y del gobierno federal, prometió que las autoridades mexicanas trabajarán de cerca con las texanas y federales estadounidenses para dar con los responsables. (Vía: Aristegui Noticias)

El chofer del tráiler, James Matthew Bradley, de 60 años y originario de Florida, ya fue arrestado y se encuentra en una prisión municipal a la espera de cargos federales y estatales. Bradley no tenía ninguna orden de carga de su compañía, Pyle Transportation, para dejar o cargar nada dentro de Texas, aún así, las cámaras de seguridad del Walmart tomaron imágenes de Bradley dejando el tráiler el viernes por la noche y, por lo menos, una decena de camionetas llegaron, desalojaron al menos a 60 personas y dejaron a los 38 abandonados. (Vía: San Antonio Express News)

Lo ocurrido dio pie a que el gobernador republicano, Greg Abbott, y el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly (ambos figuras centrales del discurso anti-migrante dentro del partido republicano), dieran discursos semejantes: lamentan las pérdidas, pero tragedias como ésta son ejemplo de por qué es necesario frenar la migración, sin comprender ninguno de los dos que las medidas cada vez más inhumanas que ejercen contra la migración que necesitan, obliga a migrantes y traficantes a buscar rutas y medios cada vez más peligrosos. (Vía: The Texas Observer)

Esta tragedia es la mayor en Texas, desde que 19 migrantes murieron de la misma forma: en una caja de tráiler abandonada en la ciudad de Victoria, Texas. Mientras que la sociedad y la economía estadounidense siga exigiendo mano de obra barata, la migración seguirá, no importan los muros, los muertos o los tráilers.

ÚLTIMO MOMENTO: El número de víctimas se ha incrementado a 10, luego de otro migrante más muriera en el hospital. Hoy está agendada la comparecencia de Bradley frente a un juez para dictaminar su situación legal. (Vía: CNN)

ANUNCIO