Gobierno de Trump busca eliminar cualquier mención de transexualidad

Como reportó The New York Times este domingo, la administración de Donald Trump intenta reducir el género a una condición biológica e inmutable determinada por los genitales de una persona al nacer, revelaron documentos de agencias gubernamentales en Estados Unidos. Esto es un intento por echar atrás los derechos ganados por las personas transgénero bajo la Ley Federal de Derechos Civiles. (Vía: The New York Times)

Alex Jones, conspiranóico anti-trans resultó consumir pornografía trans

Durante la administración de Barack Obama, el concepto legal de género se había hecho más flexible: se considera una decisión personal y no algo determinado desde el nacimiento. No obstante, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) hizo público un documento en el que exhorta a agencias gubernamentales a adoptar una definición de género estricta:

“El sexo es el estatus de cada persona como hombre o mujer basado en características biológicas inmutables identificadas durante o antes del nacimiento. El sexo registrado en el certificado de nacimiento de cada persona, como se expidió originalmente, constituye una prueba definitiva del sexo de una persona, a menos que sea rebatida con evidencia científica confiable“.

Esta definición eliminaría el reconocimiento de 1.4 millones de personas trans en Estados Unidos.

“Apoyo los derechos trans. Estoy asqueada y pinches encabronada por la última mierda de Trump. ¡No puede borrar a las personas!“.

El mismo HHS ha señalado durante el último año que el término “sexo” nunca ha contemplado la identidad de género ni la homosexualidad. Por esa razón, la agencia gubernamental considera que “la falta de claridad” permitió que la administración de Obama diera “protección a los derechos civiles a gente que no debería tenerla“.

Roger Severino, quien encabeza el HHS, ha sido uno de los mayores críticos de las políticas de Barack Obama respecto al género, a las que ha llamado “ideología de género radical”.

“Si no entiendes por qué la aproximación de Trump hacia los derechos de las personas trans es tan peligrosa para todos, solo imagina por qué otra razón usarían exámenes genéticos para determinar quién merece derechos civiles“.

Después de un año de discusión, la HHS se prepara para presentar la nueva definición ante el Departamento de Justicia antes de que 2018 termine. Si éste decide que dicha definición es legal, podría empezar a aplicarse en agencias gubernamentales y aquellos lugares donde la discriminación hacia personas trans es más visible: vestidores y baños públicos.

Con información de The New York Times.

Por: Redacción PA.