Hidalgo: registran a primer bebé con apellido materno al inicio

El congreso local aprobó la reforma a la Ley de la Familia que permite a los padres elegir el orden de los apellidos
(Imagen: Bernandino Hernández/Cuartoscuro)

La bebé Lucia Ángeles Godínez se convirtió en la primera niña en Hidalgo en ser registrada con el apellido materno en primer término. Esto fue posible gracias a una batalla legal de cinco meses y que no se librará más. Lo anterior debido a que el congreso local aprobó una reforma a la Ley para la Familia sobre la prelación de los apellidos.

Yolanda Molina, de la organización México Igualitario, indicó a El Universal, que acompañaron a Edna Ángeles y Gustavo Godínez, padres de la menor, quienes en diciembre pasado decidieron registrar a la pequeña con el apellido materno en primer término.

Sin embargo, los registros civiles de Actopan, El Arenal y Pachuca les negaron el trámite. Por ello, solicitaron un amparo en contra de la Dirección del Registro del Estado Familiar del Estado de Hidalgo, ante el cuarto juzgado de distrito. Tras el proceso legal, el 23 de marzo lograron el registro. Pero por cuestiones legales, el caso recién se dio a conocer.

Una reforma que permite a los padres elegir el orden de los apellidos

Los Diputados del congreso hidalguense avalaron con 23 votos a favor, una reforma al artículo 416; las fracciones I y III del artículo del artículo 417 y se deroga la fracción II del artículo 417 de la Ley para la Familia del estado de Hidalgo.

A partir de esta aprobación, el acta de nacimiento e inscribirá con la asistencia de dos testigos designados por las partes interesadas. Y se establece que contendrá nombre, año, mes, día, hora y lugar de nacimiento. También, el sexo del infante, sin que por motivo alguno pueda omitirse la razón de si se presenta vivo o muerto.

Asimismo, el orden de los apellidos se podrán escoger de común acuerdo y mediante escrito de ambos progenitores, madres, padres o de adoptantes. Esto significa que se podrá elegir el apellido materno en primer término. En caso de que acuda solo uno de los progenitores, será este quien determine el orden de los apellidos.

En los casos en los que no exista un acuerdo, el Oficial del Registro del Estado Familiar

De no existir acuerdo, el Oficial del Registro del Estado Familiar determinará el orden del apellido. Y en caso de reconocimiento judicial, el Juez decidirá el orden que deban llevar los apellidos, debiendo escuchar a las partes.

En esta ley también se garantizan el respeto de las familias homoparentales y lesbomaternales.

Con información de El Universal