Hacen historia: Tres hombres fueron reconocidos legalmente como papás de una bebé

Ian, Jeremy y Alan lograron por primera vez en la historia y el mundo que un acta de nacimiento reconociera a tres hombres como los papás
(Imagen: Huff Post)

Ian, Jeremy y Alan hicieron historia. Son los primeros tres hombres en aparecer legalmente como los papás de una bebé no solo en California, Estados Unidos, sino, aparentemente, en el mundo.

Hace 8 años, Ian conoció a Jeremy y Alan, una pareja que llevaba junta 9 años. Desde entonces, consolidaron una relación amorosa y comprometida entre los tres, señaló el hombre al Huff Post. Casi al mismo tiempo, se abrió una oportunidad: que tuvieran hijos.

“Una amistad [de Jeremy] nos ofreció embriones que le habían quedado cuando hizo a su familia a través de FIV [fecundación in vitro] pero que no pudo usar”, señaló en entrevista al Huff. “Tuvimos la opción de adoptar los embriones y comenzar una familia única”.

Esta familia única era la de tres hombres, los donantes del embrión y una portadora, explica el medio. Sin embargo, requeriría de más dinero y abogado de lo que esperaban.

El camino legal para el certificado que hizo historia

Su primera bebé, Piper, nació hace tres años y medio y, tras una batalla legal, se convirtieron en la primera familia donde el certificado de nacimiento señala que los papás son tres hombres. Hace año y medio tuvieron a su segundo bebé, un niño al que nombraron Parker. Sin embargo, no fue un proceso fácil.

“Algunos estados son simplemente brutales”, expresó al medio. “Hacen cada esfuerzo por evitar la paternidad de familias no tradicionales y eso no ayuda en lo absoluto. Estás como ‘¿qué juez o legislación siente que es apropiado gastar así los impuestos y tiempo para desarrollar un sistema que es cruel sin ninguna razón y solo sirve para hacer la vida de un bebé más difícil'”.

Los tres hombres fueron al juicio rutinario para el certificado de nacimiento de Piper. Ahí, expusieron que todos querían estar en el documento. Pero la juez les señaló que tendrían que ampararse o buscar que se legisle para que hicieran eso. Ian, por su parte, solo pensaba que quería tener a su bebé y no irse a una batalla legal.

Parecía que tendrían que irse por ese camino, sin embargo, Alan decidió que no sería así.

“Básicamente interrumpió la audiencia y les dijo que nos juraran a todos”, narró Ian. “Todos dimos testimonios en lágrimas sobre por qué necesitábamos ser papás. Podías ver la emoción en la cara de la juez. Buscó todas las opciones que tenía enfrente y encontró la manera de usar leyes existentes para darnos el primer certificado de nacimiento de su tipo en cualquier lugar”.

Una familia como cualquier otra

Desde entonces han sido los papás de ambos bebés y sentaron un precedente legal. Y aunque esperaban que Piper y Parker sufrirían algún tipo de discriminación por tener tres papás, hasta el momento no ha sido el caso. Todo lo contrario, en la escuela, otras familias se emocionan y quieren escuchar su historia.

Actualmente los tres hombres, explican, llevan una vida como la de cualquier otra familia. Se reparten las labores paternas, educan a sus dos bebés y activamente buscan la manera de que se sientan amados.

ANUNCIO