Mujer colocó un pañuelo verde a una estatua de Madero

También se lo han puesto a la Diana Cazadora para exigir una solución a los miles de abortos clandestinos que se practican diariamente en México
Imagen: Miguel J. Crespo

El pasado viernes 8 de marzo se conmemoró el día internacional de la mujer y miles de mujeres en Ciudad de México salieron a caminar las calles.  La marcha comenzó a las 4 de la tarde en el Ángel de la Independencia, con destino al Zócalo.

Según El Universal y de acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública, la asistencia inicial se estimó en más de 3 mil personas, aunque se fueron sumando más mujeres según avanzaban los contingentes hacia la Plaza de la Constitución.

Imagen: Miguel J. Crespo

Imagen: Miguel J. Crespo

Imagen: Miguel J. Crespo

La marea verde, miles de mujeres portando paliacates del color de la esperanza, alzaban al aire sus manos con bengalas de humo color violeta. Una niña montada en los hombros de su madre que camina sonriente, cuerpos desnudos que traen escrito: “Mi cuerpo es mío”, “Aborto legal¡ya!”, “Va caer”, entre otras consignas.

“Verga violadora, a la licuadora”. “Pendejo no, pendejo no, mi cuerpo es mío, yo decido, tengo autonomía”. “Fuera tu doctrina de nuestras vaginas”, fueron las consignas que más se escucharon durante la marcha. Además de un original canto que decía: “la que no brinque es Lilly Téllez”, en referencia la diputada de Morena que hizo polémica al desacreditar el pañuelo verde como un símbolo de la lucha feminista.

Cuando la marcha pasaba enfrente de la estatua de Francisco I. Madero, frente al Palacio de Bellas Artes, un grupo de mujeres comenzó a gritar y hacer bulla. Una joven escaló por el caballo que monta la figura del expresidente y le colocó un pañuelo verde en el cuello.

“A huevo, compañera”, gritó otra joven alentando el acto. Todas vitorearon que Madero usará el pañuelo que representa el derecho a decir sobre su propio cuerpo. También conocido como “verde Benetton” o “verde aborto” la popularidad de este peculiar color comenzó, según el portal Infobae, en 2003 en Argentina, cuando integrantes de la Campaña Nacional del Aborto se preparaban para el XVIII Encuentro de Mujeres en la ciudad de Rosario y simplemente no había suficiente tela morada, el color de la lucha global feminista.

Imagen: Miguel J. Crespo

Imagen: Miguel j. Crespo

Imagen: Miguel J. Crespo

En México, la ola verde ya ha avanzado en otras manifestaciones y hasta se lo han puesto a la Diana Cazadora para exigir una solución de salud pública en un país donde cada año se practican entre 750 mil y un millón de abortos ilegales, según cifras de Marie Stopes.

La “marea verde” también llegó a otros estados de la república, como Chiapas, Estado de México, Guerrero, Veracruz, Puebla y Jalisco, donde se concentraron algunos de los contingentes más numerosos para exigir que la violencia y los feminicidios desaparezcan.

Imagen: Miguel J. Crespo

Además a nivel internacional en países como España, Francia, Reino Unido, Bélgica, Alemania, Italia, Turquía, Brasil, Argentina y Estado Unidos, en este último, la selección nacional estadounidense de fútbol femenino, vigente campeona del mundo, ha demandado por discriminación de género a la federación nacional.