Feminicida de Reforma 222 está estable tras intento de suicidio

El lunes 19 de marzo, Alejandro entró a la Nine West de la plaza comercial Reforma 222 y disparó en tres ocasiones contra su ex pareja, Selene, quien trabajaba como cajera. Después se pegó un disparo en la cara. La mujer murió en el hospital y él permaneció internado en otro nosocomio. Hoy, la salud del sujeto es reportada como estable. (Vía: Reforma)

Édgar Bautista Ángeles, Subsecretario de Operación Policial Zona Norte, de la Secretaría de Seguridad Pública, informó que el asesino de Alejandro, de 35 años, ya no está en estado crítico y sigue bajo resguardo de las autoridades capitalinas.

“Se encuentra en el Hospital de Xoco fuera de peligro”, declaró.

El funcionario agregó que Alejandro tiene un historial de cuatro ingresos al sistema penitenciario por robo calificado en diferentes modalidades.

La primera información del caso, dada a conocer por la SSP y la PGJ, apunta a que Jessica y Alejandro tienen una hija y medios apuntaron que habría una disputa por su custodia. Ahora, la SSP señaló que la menor se encuentra actualmente bajo el cuidado de la abuela, sin embargo, todavía falta que se determine quién se quedará con la niña.

Originalmente, la PGJ abrió una carpeta de investigación por homicidio doloso tras el registro de las detonaciones y el fallecimiento de Selene. Este 20 de marzo el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas de la PGJ, Guillermo Terán, informó que el caso ya es investigado como feminicidio. (Vía: El Universal)

Ver: Asesinato en Reforma 222 fue un feminicidio, no un ‘crimen pasional’

El mismo día de la agresión, se reveló una imagen en la que se muestra lo que sería una amenaza escrita que le dio Alejandro a Selene.

Reforma 222 crimen pasional feminicidio CDMX

La SSP también informó en una primera tarjeta informativa sobre el caso que la víctima señaló antes de su muerte que su ex pareja lo había amenazado la misma mañana del lunes.

Según Buzzfeed News, un familiar de Selene desmintió que hubiera una disputa por la custodia de la menor. También apuntó que la víctima nunca vivió con Alejandro, pero sí tuvieron una relación sentimental. El medio apunta que el agresor habría insistido recientemente tratar de retomar el noviazgo.

Por: Redacción PA.