Qué son las creepshots y por qué las redes sociales no pueden detenerlas

Mujeres que caminan por la calle, llevan a sus hijos a la escuela o usan el transporte público para llegar a su trabajo. Todas ellas son sujetos de fotografías usadas como pornografía en Twitter.

Como reportamos anteriormente, cientos de mujeres son fotografiadas y grabadas sin su consentimiento y de manera ilegal en las calles de la ciudad. Sus videos no solo terminan en páginas pornográficas, sino también en redes sociales.

Estas imágenes son conocidas como creepshots, descritas por Twitter como “fotos o videos que parecen haber sido tomados en secreto y de manera tal que el usuario pueda ver los genitales, las nalgas o los senos de la persona retratada” y, además, están prohibidas por la misma plataforma.

Perfiles dedicados a compartir creepshots abundan en Twitter y, aunque la consecuencia sea la suspensión inmediata y permanente, nuevas cuentas surgen cada vez que una es reportada y eliminada.

La Ciudad de México tiene un grave problema de acoso y abuso sexual en la vía pública, a la que se suma esta forma de violencia digital.

No basta con exhortar a las víctimas a denunciar: las autoridades deben tomar en cuenta las nuevas tecnologías, y la forma en que éstas se usan en perjuicio de las mujeres.