FALSO: Besar a tu perro no te va a enfermar de gusanos del corazón

Una fotografía con un corazón infestado de gusanos se hizo viral... pero una imagen no vale más que mil palabras
FALSO: Ningún niño murió por gusanos del corazón

Una imagen que supuestamente muestra el corazón de un niño infestado de gusanos del corazón “por dormir y besar” a su perro se ha viralizado en redes sociales. ¿El único problema? El corazón no es de un niño y esa enfermedad prácticamente nunca se transmite a los humanos.

Así como es bien fácil que se compartan noticias falsas de robos, secuestros o revueltas, también es muy fácil que se viralicen aquellas que “tratan” temas médicos.

Tanto enfermedades como “tratamientos” son compartidos por páginas irresponsablemente y luego por usuarios que no tienen el conocimiento para desmentirlos.

Publicación original y falaz del corazón con gusanos

Esta vez fue el turno de una fotografía supuestamente del corazón de un niño que besaba mucho a su perrito y se dormía con él y por eso se contagió de gusanos del corazón que le “taponaron” el órgano y murió… Sólo que hay muchos problemas con eso: el corazón no es de un niño, así no es como se transmite la enfermedad y menos aún es así como afecta el cuerpo invadido. Vamos por partes.

Primero, la foto no es del corazón de un niño

No todos los corazones se parecen, y para los que saben, es obvio que se no es un corazón de niño sino de un perro y forma parte de un estudio científico y revisado por pares, publicado por la revista médica Clinical Microbiology Reviews.

Captura de la revista donde se publicó originalmente la imagen (Imagen: Clinical Microbiology Reviews)

Segundo, así no es como se transmite la enfermedad

El gusano del corazón, D. immitis, no se transmite ni por fluidos ni por contacto, sino a través de picaduras de mosquitos, como la malaria o el dengue y la fiebre amarilla.

La larva del gusano vive en el mosquito y se libera al picar a otro perro o gato. Puede que te pique un mosquito con larvas, pero la mayoría mueren en el camino al torrente sanguíneo y ya en él es raro que sobreviva, crezca y se reproduzca, de acuerdo al Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos.

Puedes dormir rodeado de cachorritos toda tu maldita vida, darle besos a todos los perros que te encuentres en la Condesa y ni uno solo te va a transmitir Dirofilariasis (así se llama la enfermedad que provocan los gusanos del corazón).

Finalmente,  no te “tapona” el corazón

Sí, se ve que son miles de gusanitos; sí, parece que van a tapar todo… Pero ni la sangre ni los gusanitos funcionan como un corcho.

Los perritos y gatitos que padecen esta enfermedad que sí puede ser mortal, tienen múltiples síntomas que no tienen nada que ver con un ataque al corazón.

Si has tenido una mascota con esta enfermedad, seguro reconocerás los síntomas: tos, tos con sangre, pérdida drástica de peso, agotamiento y desmayos, pero nada de “taponamientos”.

Nunca nos cansaremos de repetirlo: antes de compartir cualquier noticia, imagen o video, comprueba que sea verdad.