¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

RESEÑA: Perfumed Nightmare y los puentes del neocolonialismo

Perfumed Nightmare es una obra revolucionaria del padre del cine independiente filipino.
Reseña Perfumed Nightmare, de Tahimik

Kidlat Tahimik es el nombre artístico de Eric de Guia, el padre del cine independiente filipino. Este nombre significa “relámpago silencioso” y expresa muy bien la personalidad templada e impresionante de este inesperado cineasta. Tahimik empezó su carrera cinematográfica con Perfumed Nightmare, una cinta de 1977 que mostró al mundo la enorme capacidad lúdica y revolucionaria de sus creaciones artísticas. Esta cinta habla de puentes: los puentes que se trazan entre culturas, los puentes que creamos para alcanzar otros mundos, los puentes que derrumbamos entre humanos.

Perfumed Nightmare dio reconocimiento internacional a Tahimik por su participación en la competencia del Festival Internacional de Cine de Berlín y por el premio que le dieron los críticos. Y sí, en realidad, ésta es una joya contemporánea de cine independiente que no se parece a nada. Porque Tahimik no cree en las escuelas de cine, no cree en los cánones y no cree en las tradiciones estrictas.

Lo suyo es pura creación espontánea, planos caprichosos y secuencias que retan cualquier realismo. Tahimik no esconde las costuras de sus abrigos y nos muestra siempre el artificio de hacer cine. En este sentido, no nos deja escaparnos de la realidad apremiante que nos rodea y siempre nos advierte del sentido educativo de sus reflexiones.

En esta cinta, Tahimik actúa de sí mismo. Aunque no es exactamente él mismo, sino una representación caricaturesca de su persona. Y esta representación está obsesionada con occidente, con su capacidad tecnológica, con los cohetes Saturn V que llevaron al hombre a la luna y que fueron diseñados por el científico alemán Herbert Von Braun.

A través de esta representación caricaturesca, Tahimik quiere retratar el shock cultural que sintió al viajar a occidente a estudiar; y quiere extender un puente imposible, entre dos culturas, que imita el puente entre la tierra y la luna. 

“Ignoramos nuestra fortaleza indígena / Indie-genia, porque nuestros líderes se esfuerza mucho para que sigamos los manuales de eficiencia de las escuelas de negocios de Wharton y de Harvard para complacer al Banco Mundial. Hemos perdido la relación con las culturas holísticas de nuestros antepasados que dictaba que sólo tomáramos de la naturaleza lo que necesitábamos”.

Con Perfumed Nightmare, Tahimik reflexiona sobre sus propias influencias culturales, sobre el progreso occidental y el futuro de su país. Al mismo tiempo, hace una carta de amor al consumo responsable, a la belleza de lo sencillo y al poder de la imaginación.

Absolutamente original, absolutamente revolucionaria, absolutamente inclasificable, Perfumed Nightmare es una película esencial para entender el ambiente cultural filipino contemporáneo y para entendernos, con un reflejo vivo y violento, como humanidad rapaz. 

Ésta es una película sobre las consecuencias de nuestra voracidad y una oda a las vidas sencillas, juguetonas, llenas de poesía. Ésta es una película que quiere mostrarnos otro punto de vista y desautomatizar nuestra comprensión del mundo. Ésta es una película que quiere señalar los barrotes de nuestra jaula de oro y sacudir los vapores perfumados de nuestros sueños más podridos.

Por Nico Ruiz (@Pez_out)