“Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo”, dijo Cordera

Cordera

Esta semana, Gustavo Cordera, ex vocalista de la legendaria banda argentina Bersuit Vergarabat, se vio sumido en el escándalo, luego de que se difundieran algunas de sus declaraciones durante una entrevista con alumnos de periodismo de la escuela TEA Arte.

Jonatan Dalinger, uno de los alumnos que asistió a la entrevista, decidió publicar en redes sociales las polémicas declaraciones del rockero:

“Es una aberración de la ley que si una pendeja de 16 años con la concha caliente quiera coger con vos, vos no te las puedas coger…
Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente (…) A mi lo discursivo no me dice nada qué son los Derechos de la mujer? A mi háblame como te sentís y te entiendo pero si me hablas de los derechos no te escucho, porque no creo en las leyes de los hombres, sí en las de la naturaleza” (Vía Excélsior)

Tras la difusión del mensaje, el Consejo Nacional de las Mujeres y distintas organizaciones feministas reaccionaron enérgicamente y anunciaron que tomarían acciones legales contra Cordera pues, señalaron, dichas expresiones constituyen lo que el código penal argentino tipifica como “apología del delito” e “intimidación pública”.

El escándalo inundó los medios de comunicación argentinos y las redes sociales. Una de las representantes de las organizaciones señaló, aludiendo a las declaraciones del cantante:

“Las repudiamos no solo porque son expresión del delito sino porque naturalizan la violencia contra las mujeres”

La primer reacción pública del músico fue decir  que solo buscaba generar disenso y algo parecido al “psicodrama”. Señaló que, desde hace años, forma parte del movimiento contra la violencia machista #NiUnaMenos y de varias organizaciones de derechos humanos.

“Yo leo esa aberración descontextualizada y es horrible. Siento una vergüenza (…) se armó un lío tremendo (…) me siento un pelotudo importante, gigante” (Vía Excélsior)

Las reacciones negativas hacia las palabras del vocalista fueron tan impactantes que distintos recintos, donde se tenían programadas sus presentaciones -en las ciudades de Córdoba, Rosario, Corrientes y Mendoza-, han decido suspender los eventos y reembolsar el costo los boletos a aquellos que asistirían.

Pero las consecuencias no acaban ahí pues hace un par de días, Elisa Caffaratt, una  legisladora provincial radical presentó un proyecto para que el gobierno de Córdoba no vuelva a contratar al cantante, ni apoye ningún show en el que él participe. Además, la directiva de la estación de radio Rock & Pop tomó la decisión de dejar de transmitir su música. (Vía La Nación)

Las advertencias de las organizaciones feministas también se volvieron una realidad y, por el momento, Cordera ya tiene 4 acusaciones penales. Este viernes, el Consejo Nacional de las Mujeres lo denunció por incitar públicamente a la violencia contra las mujeres y por el delito de intimidación pública. 

Si la denuncia del Consejo avanza, el músico podría ser condenado de tres a seis años de prisión, de acuerdo con lo señalado en el Código Penal argentino, en su artículo 212, que contempla las acusaciones del organismo.

Antes de este episodio, Cordera se había distinguido por ser uno de los artistas más críticos de los abusos gubernamentales en todos los países y su irreverencia había sido festejada.