El “Homo Sapiens” es 100 mil años más viejo

Sapiens

La teoría de que el origen del ser humano se remontaba a un punto geográfico en el este de África cuyo vestigio más antiguo se remonta a unos 200 mil años de antigüedad fue falseada. Por mucho tiempo, las evidencias arqueológicas y antropológicas encontradas en esa región del este África arrojaron las hipótesis más sólidas sobre el posible origen del homínido Homo Sapiens, ancestro  del humano actual, esta teoría sostenía que Sapiens había surgido en esa región, se había expandido por todo el continente para después prácticamente poblar el planeta, convivió con otros homínidos como Neanderthal, especie a la que extinguió,  todo esto en un lapso de un par de cientos de miles de años de evolución hasta llegar a nuestros días.

Hoy esa teoría ha sido descartada, o para decirlo en términos de Popper, ha sido falseada y sustituida por otra teoría más resistente al proceso de falsación. Las nuevas evidencias sugieren que Homo Sapiens surgió por todo el continente africano aproximadamente 100 mil años antes de lo que pensábamos, todo esto a partir de unos restos encontrados en Marruecos en la década de los 60 que fueron catalogados con 40 mil años de antigüedad y pertenecientes a un Neanderthal.

Parte de la comunidad científica puso en cuestión ese diagnóstico por lo que se pidió recientemente que se volvieran a analizar los vestigios de los restos de Jebel Irhoud, localidad de Marruecos donde fue encontrado el hallazgo. En ese sentido, nuevos análisis con tecnología de punta sugieren que esos restos pertenecen a un Homo Sapiens y datan de 300 a 350 mil años de antigüedad. 

A partir de estas evidencias surgen nuevas hipótesis y por supuesto nuevas teorías y nuevos paradigmas. Ahora, se sugiere que no existió un “jardín del Edén” en el este de África, sino que la especie surgió en distintas partes del continente y tuvo distintos niveles de adaptación al entorno, es decir, nuestra especie estuvo, como todas, sujeta a la selección natural, por tanto muchas de sus variantes pudieron haber desaparecido, mientras que las más adaptadas sobrevivieron; aquí el tema es que además que esa adaptación orgánica de Sapiens incluye también una adaptación artificial reflejada en la técnica.

De hecho las nuevas evidencias sugieren que los Homo Sapiens más primitivos de los que tenemos conocimiento ya transformaban la naturaleza técnicamente, ya que se han encontrado indicios de instrumental muy primitivo y de uso y control del fuego. De hecho, la nueva teoría no sugiere que el ser humano sea originario de Marruecos, sino que la especie se desarrolló en muchas regiones del continente, de hecho nuestra especie podría ser más antigua, no podemos inferir la edad de nuestra especie a partir de un vestigio encontrado; al final la verdad es un ideal regulativo, por tanto podría cambiar mañana.

 

Publicidad