¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Quién es Rina Lazo?

La pintora y muralista Rina Lazo falleció el 1 de noviembre de 2019
Muere la pintora y muralista Rina Lazo

Cuando se habla de muralismo mexicano hay nombres indispensables como Rivera, Siqueiros y Orozco. Habría que agregar a la lista a Rina Lazo, pintora y muralista guatemalteca que desarrolló gran parte de su obra en México, quien murió el 1 de noviembre a los 96 años de edad.

También te puede interesar: Lo que no sabemos de José Guadalupe Posada

Lazo nació en 1923. Estudió arte profesionalmente en la Escuela Nacional de Artes Plásticas “Rafael Rodríguez Padilla” (Escuela Nacional de Bellas Artes). En 1945 obtuvo una beca para estudiar arte en México, en la escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”. 

Ya en México, se codeó con famosos pintores como Diego Rivera y Frida Kahlo. De hecho, se convirtió en discípula y asistente de Rivera, en 1947 trabajó con él en el mural “Sueño de una tarde dominical”. Era conocida como “el brazo derecho” de Rivera. Posteriormente, en 1949, se casó con Arturo García Bustos, uno de los estudiantes de Frida Kahlo. (Vía: Concha Mayordomo)

Su trabajo individual fue expuesto en diferentes países alrededor del mundo, pues además de muralista también pintaba en lienzo. Además, fue docente de la Escuela de Bellas Artes en Oaxaca e impartió talleres en el Museo Nacional de Antropología y la Casa de Cultura de Oaxaca.

Rina Lazo de joven. (Imagen: El Sol de México)

Ya que creció en Cobán, Guatemala, tuvo un fuerte contacto con la cultura maya, lo que constantemente se veía retratado en sus obras. En 1996 realizó una reproducción de murales precolombinos en Bonampak para exhibirse en el Museo Nacional de Antropología, a partir de un calco directo de los murales que se encontraban en la selva Lacandona.

Para ella, la mejor pintura es la prehispánica: Me gusta la pintura que tiene raíces. Nuestra pintura tiene que expresar lo que fue antes. La pintura prehispánica es de lo mejor. No hay otra expresión mejor a esa, como las pinturas mayas de Bonampak, donde se muestra una gran batalla. Está perfectamente bien hecho, que podemos decir que es un arte moderno, expresa el movimiento. Es un arte que no tiene tiempo,  un arte moderno también.” (Vía: Debate)

Se la reconoció con la distinción Emeritisimun de la Facultad de Humanidad de la USAC (Universidad de San Carlos de Guatemala) y con la Orden del Quetzal por el gobierno de Guatemala en 2004, así como el Premio Nacional María Lavalle Urbina otorgado por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México ese mismo año. En 2008 se convirtió en miembro del Seminario de Cultura Mexicana. (Vía: ArteFolio)

En 2006, Rina Lazo y su esposo inauguraron la galería Casa Colorada para mostrar el trabajo de los integrantes de la Escuela Mexicana de Pintores. La galería fue montada en su casa que se localiza en La Conchita. De hecho, la Casa Colorada también es conocida como Casa de la Malinche, pues se dice que Cortés y la Malinche vivieron ahí de 1521-1523.
La primera exposición estuvo constituida de 25 piezas de Lazo y 50 de García Bustos. La intención, sin embargo, era generar una rotación para mostrar las más de cien obras que componen el acervo de los artistas. (Vía: La Jornada)

Para Lazo, el muralismo no había terminado sino que “había sido terminado” por organizaciones estadounidenses como la CIA y la OEA. En una entrevista con Excelsior, Lazo afirmó que comenzó a molestar el tinte político del muralismo, por lo que cada vez se instauraron más trabas para su realización, como prohibir los murales en edificios gubernamentales.

Afirma que surgió el arte mudo, un arte estético sin ningún tipo de postura política. Y, a sus noventa y cinco años –al tiempo de la entrevista, en 2018– afirmó que el muralismo regresaríaporque está arraigado a la historia de México como un arte revolucionario“.