¿Quién es Dolores Olmedo y por qué tiene un Doodle?

Si hoy ya usaste Google, seguro viste el Doodle del día: tres xolos, dos pavo reales, un cuadro, arte prehispánico y una mujer de negro viéndote directamente. Esa mujer, es Dolores Olmedo, y en pocas palabras, fue una de las más grandes coleccionistas de arte mexicano e impulsoras de artistas plásticos del país. Buena parte de su colección la puedes ver en el museo que lleva su nombre.

Quién es Dolores Olmedo y por qué tiene un Doodle

Doodle de Dolores Olmedo a 110 años de su nacimientoHoy, 14 de diciembre, se cumplen 110 años del nacimiento de Dolores Olmedo. Oriunda de Tacubaya, murió en 2002 y, si bien ya sabemos que murió de 93 años, por bastante tiempo luego de su muerte no se tenía certeza de su edad, incluso The New York Times, en el perfil tras su muerte, aseguraba que murió de 88 años.

Aunque nació en una familia de clase media porfiriana, en una de las zonas “campestres” de la ciudad, no tuvo una infancia fácil: su padre murió cuando ella tenía 6 años y la familia tuvo que encontrar la forma de mantenerse en una sociedad que rechazaba que las mujeres trabajaran.

Dolores Olmedo posando para Diego Rivera
Dolores Olmedo posando para Diego Rivera

Olmedo estudió Derecho en la Universidad Nacional de México (todavía no autónoma, esa batalle se ganaría hasta 1929), Arte en la Academia de San Carlos y Música en el Conservatorio Nacional.

Desde 1924 conoció a Diego Rivera para quien posó en varias ocasiones, y tuvo una relación nada simple con Frida Khalo, sin embargo, eso no evitó que la coleccionista se hiciera con varios cuadros de la artista.

Imagen relacionada

El trabajo de promotora cultural de Dolores Olmedo empataba estética y políticamente con la política cultural del régimen posrevolucionario mexicano. Poetas, artistas plásticos, músicos y muralistas hacían las veces de coleccionistas y promotores culturales en Europa, América Latina y Estados Unidos: organizaban exposiciones en pequeñas galerías y en museos importantes, siempre en contacto con la Secretaría de Educación Pública, donde José Vasconcelos ya había dejado su marca ideológica… para bien y para mal. (Vía: Debroise, Figuras en el trópico, plástica mexicana 1920-1940)

En esas exposiciones se presumían las tradiciones mexicanas: vestidos típicos, comida tradicional, la música y el arte prehispánicos. Dolores Olmedo llevó esta estética pública y política a su propia vida: por ejemplo, dejar en su testamento la orden de que se cuidara la jauría de perros xoloitzcuintles que viven dentro de su museo.

 

El legado de Dolores Olmedo está vivo en su museo. ¿Por qué no aprovechas estos días para darte una vuelta?

Por: Redacción PA.