¿Por qué celebramos a los maestros el 15 de mayo?

En el resto del mundo se festeja a los profesores en octubre, pero México siempre jugándole al diferente
¿Por qué se celebra el 15 de mayo el Día del Maestro?

Maestras, profesores y educadores celebran su día cada 15 de mayo. El gobierno federal ha declarado la fecha un día de descanso oficial para las escuelas para reconocer su labor… ¿pero por qué se celebra hoy exactamente?

Si eres maestro o das clases, hoy es tu día de descanso, seguramente te tocó la comida con tus compañeros en el patio de la escuela y estás disfrutando un día entre semana sin alumnos.

¿Pero por qué hoy? Mayo ya estaba bastante cargado de festejos, ¿no?

Bueno, la respuesta, curiosamente, es doble: tanto el gobierno federal como la Iglesia (y, por lo mismo, las escuelas religiosas) tienen la suya y las dos coinciden en este día.

En 1917, el mismo año en el que se firmó la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el presidente Venustiano Carranza firmó una iniciativa de dos diputados, Benito Ramírez y Enrique Viesca, para celebrar a los maestros.

Benito Ramírez, diputado federal que propuso el festejo del Día del Maestro

La fecha propuesta era (como siempre se repite algo cursimente todos los 15 de mayo) para celebrar y reconocer el duro y urgente trabajo que hacen los educadores.

La fecha, coincide, además, con la toma de Querétaro, en 1867, cuando el ejército republicano derrotó y tomó prisionero a Maximiliano de Habsburgo. Carranza, militar de carrera, aprovechó para celebrar dos pájaros con una efeméride que comenzó a festejarse desde 1918.

San Juan Bautista de la Salle, canonizado el 15 de mayo de 1950

Al mismo tiempo, también el 15 de mayo se celebra el día de San Juan Bautista de la Salle, pedagogo francés que es considerado el santo patrono de los educadores católicos.

Este día se hizo “oficial” en 1950 por el papa Pío XII, para entonces, México tenía ya 22 años celebrando a los maestros.

Sea por La Salle o por la toma de Querétaro, esta fecha es un gran momento para agradecer a las maestras y maestros que nos formaron, entender por qué muchos marchan para mejorar sus condiciones laborales y hacer un poco de autocrítica: ¿neta fuimos unos alumnos ideales?