¿Por qué sí es necesario dejar que los niños se aburran?

El aburrimiento puede ser la llave a la creatividad; la sobre estimulación les esta quitando tiempo para imaginar y crear
El aburrimiento podría estimular la creatividad e imaginación de tu hijo(a). Imagen: Especial

Permitirle a un niño aburrirse parece algo inconcebible en estos tiempos; están constantemente sobre estimulados, inscritos en diversas actividades extra curriculares y ocupados todo el tiempo. Bueno, pues tal vez deberías dejar que se aburran para estimular su imaginación y creatividad.

De acuerdo con la psicóloga Cristina de la Rosa Tineo, tener a los niños en distintas actividades extra curriculares y permitirles el uso de diversas plataformas que los mantienen encerrados jugando da pie a que no haya creatividad.

¿Por qué? Según la psicoterapeuta: “si se les da todo hecho, ¿para qué se van a molestar los niños en imaginar?, no ven necesidad”.

¿Por qué el empeño del adulto para que los niños estén ocupados todo el tiempo? ¿Por qué se les lleva un sinfín de juguetes para pasar la tarde?”, cuestiona Rosa Tineo.

La psicóloga refiere que algunas de las razones que nombraron los padres para mandar a los niños a actividades extra curriculares son:

  • Abarcar la tarde para que no se aburran
  • Para “entretenerlos”
  • Para que tengan a alguien que los cuide mientras los padres trabajan
  • Que consigan nuevos amigos y aprendan a convivir
  • Para que “no estén sin hacer nada” y hagan algo productivo

Todas ellas son válidas, asegura la psicóloga, pero también explica que las más grandes ideas e inventos nacieron “bajo el paragüas de la vida contemplativa”, por lo que es importante que los niños sepan observar, entender y procesar su entorno.

“¿Y si el niño se aburre? ¿qué pasa? A veces se tiene la impresión de que no se concibe que un niño se aburra pero no ocurre nada si eso sucede. Se trata de una oportunidad para fomentar la creatividad, señala la psicoterapeuta.

Rosa Tineo también puntualiza que dejar que los niños se aburran no debe ser una opción menospreciada o satanizada, pues es más bien una oportunidad de fomentar la creatividad y permitirle al menor ser más comunicativo y resolutivo.

“Al final, el proceso creativo no deja de ser actividad mental, explicó Rosa Tineo.

Por su parte, la psicóloga infantil y juvenil Carla Valverde, revela que la sobre estimulación de los niños (pantallas, celulares, videojuegos, computadoras) no les permite imaginar ni crear nada.

“Los niños son un sujeto pasivo con este tipo de juegos, no tienen que imaginar ni crear nada. Es importante aprender a aburrirse, porque vivimos en la sociedad del hacer y de estar constantemente entretenido o inmerso en algo, comentó Valverde.

Además dijo que los niños necesitan conocerse a sí mismos, descubrir y comunicar lo que sienten y lo que les pasa, pues muchas veces, tenerlos inmersos en estas actividades o en esos juegos virtuales les priva de reconocerse, dando paso a actitudes hostiles, poca comunicación e interacción además de otra serie de comportamientos.

Sobre estimular a los niños impide su creatividad. Imagen: Twitter

Valverde recomienda darle a los niños otra opción de entretenimiento en sus momentos de aburrimiento, pues aunque la inseguridad no permite que salgan a las calles a jugar, pueden divertirse en casa de otras formas:

  • Hojas de papel de colores o en blanco
  • Colores, crayones, plumas
  • Un calcetín u objetos cotidianos con los que puedan “crear” algo
  • Cajas de cartón con las que puedan armar una casa o un fuerte
  • Material escolar (plastilina, pegatinas, recortes de revistas o libros)
  • Libros, rompecabezas, juegos de mesa, etcétera

Dejar a los niños aburrirse puede ayudar a su creatividad e imaginación. Imagen: Especial

Y no sólo eso, también propone que los padres se involucren más en las actividades de sus hijos no sólo durante el tiempo escolar, sino en vacaciones, para fortalecer el vínculo familiar además de ayudarles a verse como creadores y no dependientes de cosas ya hechas que limitan su imaginación.

Con información de: El País.