¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Cómo la muerte del autor de El Principito se convirtió en parte de su narrativa

Se resuelve el misterio literario que duró cincuenta años
Encuentran avión de Antoine de Saint-Exupéry, autor de El Principito

Tal vez este escrito sea para gente grande, para adultos. Va a llevar cifras y datos duros, años concisos y declaraciones argumentadas. Me disculpo. A veces se tiene que ser una persona grande, aunque nos juzgue el Principito.

Antoine de Saint-Exupéry fue piloto, igual que el narrador de El Principito. (Imagen: SpotMyDive)

Este famoso libro, que algunos tachan de infantil (personas grandes, claro) es uno de los libros más importantes en lengua francesa. Narra la historia de un piloto que, mientras estaba perdido en el desierto de Sahara, se encontró con el Principito.

Y el Principito le contó su historia. Le contó sobre su rosa. Le contó del rey, el vanidoso, el bebedor, el farolero, el geógrafo. Le contó de los planetas. Le contó del zorro. Pero, sobre todo, le contó de sí mismo. 

El Principito, ilustración de Antoine de Saint-Exupéry.

Al hablar de su planeta, que era increíblemente pequeño, el Principito dice: “caminando en línea recta uno no puede llegar muy lejos“. Pareciera que el propio Antoine de Saint-Exupéry siguió esta consigna durante toda su vida y por eso se dedicó a volar.

Este famoso escritor francés era también un aviador, igual que el narrador de El Principito. Durante la ocupación Nazi se exilió en Estados Unidos con su esposa Consuelo, pero después regresó a la Francia libre para luchar contra los nazis. 

El piloto Antoine de Saint-Exupéry en una nave. (Imagen: BBC)

Fue en uno de sus vuelos que desapareció para siempre. Y, con su desaparición, también surgió uno de los más grandes misterios de la literatura. 

El 31 de julio de 1944, despegó de en Córcega un avión de conocimiento. ¿Hacia el asteroide B-612? Por más de cincuenta años, esa fue la creencia popular.

En 1998, el pescador Jean-Claude Bianco encontró en la costa de Marsella un brazalete con el nombre de Antoine y Consuelo. Pero la lejanía del lugar hizo que las personas grandes no le creyeran, como tienden a hacer las personas grandes.

Brazalete de Antoine de Saint-Exupéry. (Imagen: Pinterest)

Fue hasta el año 2000 que el buzo Luc Vanrell encontró en esa misma costa del Mar Mediterráneo el avión de Antoine de Saint-Exupéry, a 60 metros de la superficie. Sin embargo, pudo comprobar que era el modelo P-38 Lightning hasta 2006. (Vía: BBC)

El buzo Luc Vanrell. (Imagen: Les Rhabilleurs)

Su avión fue probablemente derribado por el piloto alemán Host Rippert. El mismo piloto que pasó toda su vida intentando localizar a Sainte-Exupéry, con la esperanza de no haberlo derribado él.

Aunque el autor de El Principito vivió únicamente 44 años, fue lo que hizo con ese tiempo lo que lo volvió tan importante porque nos recordó a todos, aunque fuera por un minuto, que también fuimos niños.