Conoce ‘Cuéntanos dónde estabas’, el sitio recopila todas las historias del sismo

Los movimientos inesperados de la tierra generan espanto, pero también generan historias. De ahí que las labores de reconstrucción empiecen por la memoria colectiva: los seres humanos se cuentan historias para explicar la realidad. Eso queda manifiesto en Cuéntanos dónde estabas, un sitio creado para recoger las vivencias de todos los que presenciaron el terremoto del 19 de septiembre.

Creado por la pareja de escritores Marisol García Walls y Roberto Cruz Arzabal, Cuéntanos dónde estabas busca que cualquier persona puede entrar y sumar su testimonio del sismo que ha tenido una simetría terorrífica con el terremoto del 85.

Ambos terremotos han compartido algo más que el cumpleaños accidental, tanto en las muestras espontáneas de solidaridad como en las  de rapiña y mezquindad.

Los relatos de los lugares son trabajos artesanales. […] Los lugares son historias fragmentarias y replegadas, pasados robados a la legibilidad por el prójimo, tiempos amontonados que pueden desplegarse pero que están allí más bien como relatos a la espera.

Esa cita de Michel de Certeau es el epígrafe de un proyecto que busca generar un mapa interactivo que muestre las historias según su locación sobre la móvil superficie de la tierra.

Las campanas lloraban, el suelo gritaba. Estaba impartiendo clase de literatura en el Instituto Nuevo México de Cholula; tercero de bachiller ; la Iliada. El proyector de la pantalla comenzó a vibrar, más bien a azotarse furiosamente.”

Así empieza el relato de Andrea Martínez, una de las personas que ya han sumado su experiencia.

Apoyar una inciativa como la de Cuéntanos dónde estabas es una forma de compartir y construir el relato colectivo de un sismo que ha abierto heridas asfálticas y emocionales que habían estado cerradas por 32 años, un sismo que nos recordó cosas sobre nosotros mismos que ignoramos durante 32 años. Pero también, colaborar con este sitio es una forma de la terapia inmediata, tan personal como colectiva.

Dice Juan Villoro que los mexicanos tienen un sismógrafo en el alma; visto así, participar en Cuéntanos dónde estabas es calibrar aquel imprescindible instrumento de medición.