¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Prohiben ‘Felices los 4’, de Maluma (baby) en Cuba por “incitar al sexo grupal”

La Dirección Provincial de Radio de la provincia de Villa Clara, al centro de la isla cubana, ha censurado la canción “Felices los cuatro”, de Maluma (baby) pues, según las autoridades que responden al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), incita al “sexo en grupo”.

Criticar la música de “los jóvenes” porque incita a faltas a la moral y a las buenas costumbres es tan viejo que se ha vuelto un lugar común, incluso el tema de una película protagonizada por Kevin Bacon en 1984. Sin embargo, como buen lugar común, regresa siempre para mordernos el trasero.

En la radio provincial de Villa Clara, cuando los radioescuchas solicitan una de las canciones más populares de la década los locutores simplemente responden que “no está en el catálogo”. (Vía: Diario de Cuba)

Según información del Diario de Cuba, esto se debe a que las autoridades locales han determinado que las letras de Maluma (baby) incitan al “sexo grupal”... ajá…

Sin embargo, parece ser que ésta no es una decisión regional, sino nacional, como lo sospecha una productora de radio que también habló con Diario de Cuba:

“La medida no ha sido exclusiva de Villa Clara (…) No es una decisión local, otras emisoras del país también prohibieron ‘Felices los cuatro’. Es probable que sea una disposición nacional” (Vía: Sin Embargo)

Desde que nació como género, y desde que fue cobrando popularidad y se alejó de su natal Puerto Rico, el reguetón se ha enfrentado a una larga lista de prejuicios morales y de clase. Y para ello, sólo bastará que tú, querido lector, le des un tiempecito a esta nota y leas los comentarios que se vayan sumando.

La decisión de las autoridades cubanas sorprende sólo porque… bueno, la música cubana no es muy… moralina que digamos (¡¿han oído con cuidado un son?!). Con la larguísima lista de contenido que ha sido recibido inmediatamente como “prohibido” al llegar a la isla, parece ser que Maluma (baby) será otro más… y pues qué triste por Cuba.