Sergio Lara: ‘Animar es poner el cuerpo’

En el marco de la décima edición del Cut Out Fest, celebrado como cada año en Querétaro, entrevistamos al animador stop-motion Sergio Lara, quien nos platicó del esfuerzo físico de hacer animación como esta, de su experiencia con varios directores de renombre internacional, y sobre el extraño camino que lo llevó a una animación que, de hecho, tiene más tradición de lo que se creería.

Sergio Lara nació en Valencia y su pasión por el cine, los dibujos animados y el cómic, nos dice, lo llevaron casi de forma natural a querer estudiar animación en su natal Valencia.

Sin embargo, tuvo un problema: nunca fue bueno dibujando, pero tuvo una solución: seguir estudiando y no dejar de intentar.

Cuando era niño pasaba horas jugando con muñecos… bueno, es lo que sigo haciendo ahora. Intenté hacer animación tradicional dibujando, pero como no sé dibujar, fracasé. Fue hasta que estudié audiovisuales que comencé con el stop-motion“.

El stop motion, como cualquier otra técnica de animación, requiere un trabajo en equipo afinado: decenas de personas y veintenas de manos intervienen en un proceso que, en muchas ocasiones, sólo se puede ver en la “foto completa” y queda recordado en los cinco segundos que tarda en cruzar el crédito en la pantalla.

Por otro lado, nos dice, el stop-motion es una técnica en tres dimensiones que requiere construir (literalmente) a los personajes: a veces, la imaginación de los guionistas o de los diseñadores se olvida de esto y le toca a Sergio encontrar la forma de convertir esas ideas en algo material: “se requiere un poco de ingeniería“, nos dice.

¿Quién estará en el Cut Out Fest 2018?

Así mismo, a diferencia del trabajo de los animadores tradicionales o digitales, su trabajo lo obliga a estar horas acostado, en cuclillas, en posiciones extrañas y nada naturales: literalmente, Sergio tiene que poner el cuerpo para animar.

Esto es algo que no siempre, nos dice, se ve reflejado en sus derechos laborales, sin embargo no profundiza mucho en ello, simplemente sonríe y seguimos con la entrevista.

Sergio ha trabajado con directores como Wes Anderson, en Isle of Dogs (2018), y Charlie Kauffman y Duke Johnson, en Anomalisa (2015). A cada rato le preguntan la experiencia o cómo son… y no pudimos evitarlo: el “problema” es que casi ni los trató.

Como animador, su trabajo estaba alejado de la dirección y producción, eso sí, llegó a verlos en el set, discutió detalles y siguió animando.

Por: Redacción PA.