Reloj del fin del mundo avanza: quedan dos minutos para media noche

El Boletín de Científicos Atómicos, perteneciente a la Universidad de Chicago, actualizó esta mañana el Reloj del Fin del Mundo (‘Doomsday Clock’, para los que lo recuerdan de Watchmen u otras películas), dejándolo a dos minutos antes de la media noche, que es reconocida por esta organización como el fin de la humanidad. (vía: Bulletin Of The Atomic Scientists)

Este reloj es una herramienta simbólica que se instituyó en 1947, poco después de que terminaran oficialmente los conflictos armados de la Segunda Guerra Mundial, con los bombardeos a Hiroshima y Nagasaki. En ese momento, con todas las esperanzas de paz y los presumibles acuerdos a los que se llegaría, se estableció el reloj a 7 minutos del punto sin retorno.

Este año, el reloj se ha actualizado nuevamente y no pasó más de un año para que eso ocurriera. Ahora, se encuentra a dos minutos de la media noche, 30 segundos más próxima que en 2017.

Las razones que encuentra esta organización (que está conformada, entre otras grandes personas de ciencia, de 15 premios Nobel) para tomar esta decisión son claras y visibles para todos: Donald Trump y sus amenazas de guerra; las constantes pruebas de armas de destrucción masiva por parte del gobierno norcoreano; el cambio climático y la poca atención que reciben las acciones para combatirlo; y la vulnerabilidad de la seguridad digital.

Recientemente, una alerta de un misil nuclear acercándose a Hawaii le recordó al mundo lo endeble de su existencia y lo peligroso de la construcción de estas armas. Así mismo, puso en todo lo alto que el miedo porque pueda ocurrir un ataque de este tipo es real para todos y no un chiste del que todos nos podamos reir.

Por otro lado, aunque en la misma línea, se encuentran las constantes declaraciones (y tweets) de Donald Trump, en las que ocupa su poder de armamento nuclear como un amenaza a la que todos deberían hacer caso, al mismo tiempo que rechaza la existencia del cambio climático y retira acuerdos para hacerle frente, a pesar de que la mayoría de países con grandes industrias se han sumado. (vía: Comisión Europea)

La asociación científica ha recalcado la importancia de su herramienta, que no es la Verdad Absoluta sobre el tema, pero que busca hacer que se haga un poco de consciencia al respecto. Para entender un poco el panorama de nuestra situación actual, basta sólo con revisar las actualizaciones que ha tenido este reloj que de 2002 a 2017 (15 añitos) han sido seis, mismas que tuvo de 1947 a 1968 (21 años).

Reloj del fin del mundo avanza: quedan dos minutos para media noche
Gráfica: Bulletin of Atomic Scientists

Así mismo, los 7 minutos que se establecieron al comienzo de su implementación han variado, teniendo su punto menos peligroso en 1991, pero a partir de ese momento sólo ha ido en picada, como síntoma de un mundo en constante desarrollo, tensión y carencia. La situación actual está cercana a los temores que en 1949 despertó la Crisis de los Misiles cubana, aunque en este momento no sólo enfrentamos el riesgo de que estalle una guerra nuclear, sino también graves problemas ambientales, así como la seguridad informática, que no es un tema menor y se volverá más importante conforme la vida digital se imponga a la análoga. (vía: Wired)

Hay que recordar que este reloj simplemente es una advertencia por los posibles peligros y riesgos que enfrenta la humanidad, siendo uno de ellos (y el principal para el Boletín de Científicos Atómicos) la posibilidad de una guerra nuclear.

via GIPHY

Aunque podamos pensar que esto no es exactamente lo más posible, porque después de los bombardeos en Japón quedó simplemente como el simulacro de sí mismo, es una realidad latente, que vive en su simulación un resultado que sí condenaría y pondría en inminente riesgo la existencia de vida en el planeta. Sin embargo, aunque esto pudiese parecer poco probable y una simple pelea de declaraciones entre quién tiene más grande el botón nuclear, el mundo enfrenta situaciones y condiciones que son experimentables a simple vista: el cambio climático, a la cabeza, y los riesgos de la industria y la vida tecnológica.

Climate Change Visualization GIF - Find & Share on GIPHY

Eso tal vez no acelere el reloj como una posible guerra, pero hará que esos segundos pasen más lento, porque a este ritmo la media noche puede llegar sin necesidad de que se asome la Luna nuclear.

Por: Redacción PA.