Se van a huelga de hambre en Puente Grande por violaciones de derechos

El 17 de mayo de 2013, el maestro de ajedrez y egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, Enrique Guerrero Aviña, fue detenido de manera arbitraria por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR), denunció Amnistía Internacional en 2017. Encarcelado por un secuestro en el que asegura que no tuvo nada que ver, ahora vive constantes vejaciones y malos tratos al interior de Puente Grande, donde se declaró una nueva huelga de hambre.

Falta de atención médica, castigos arbitrarios, comida en mala calidad y privación de acceso al agua son algunos de los abusos que padecen el también activista y el resto de la población carcelaria.

“Exigimos a las autoridades penitenciarias y al gobierno Federal el cese inmediato de los malos tratos y vejaciones a los que el compañero Enrique Guerrero Aviña es sometido y que se han extendido al resto de la población como política penitenciaria”, dice un comunicado del Comité Enrique Guerrero.

Se van a huelga de hambre en Puente Grande por violaciones de derechos

Este 12 de febrero, la misma organización difundió una carta firmada por la “Población Penitenciaria de Puente Grande, Jalisco”, donde se señala que por el incumplimiento de acuerdos de las autoridades, los reclusos decidieron irse a huelga de hambre general.

“Como era de esperarse, las autoridades pertinentes no han cumplido con los compromisos contraídos, a raíz de nuestra última huelga de hambre general que protagonizamos exitosamente el año pasado”, se puede leer en la publicación.

La población carcelaria acusa en el pliego petitorio que son 14 los puntos con los cuales se violan sus derechos humanos: las visitas, trabajo social, área médica, alimentación, televisión, tienda, matrimonios, llamadas telefónicas, el tema jurídico, rastrillos para aseo personal, ropa y calzado, juegos de mesa, actividades culturales y recreativas, y un mejor servicio de la biblioteca.

Se van a huelga de hambre en Puente Grande por violaciones de derechos

Los reclusos señalan que las autoridades carcelarias han mermado la generación de una rutina en la vida para los que viven en el Centro Federal de Readaptación Social número 2, pues han sido lentos al cumplir con las demandas que hicieron en 2017, afectando una organización adecuada en la población.

En cuanto a las visitas, se acusa que las autoridades retrasan y hostigan a los externos que llegan a ver a los reos, así como someter a tratos inadecuados o anormales a los menores de edad que asisten a ver a los internos.

Además, en cuanto al asunto médico, los reclusos tienen que esperar meses para recibir atención médica, pese a que pidieron que al menos se les brinde el servicio cada semana.

Se van a huelga de hambre en Puente Grande por violaciones de derechos
Guerrero, detenido en 2013 y acusado de secuestro.

Hasta el año pasado, Enrique Guerrero Aviña todavía sufría las secuelas de la tortura a la cual fue sometido para conseguir información sobre un secuestro en el que asegura que no participó, informó Buzzfeed News. El Comité Enrique Guerrero señala que justamente las denuncias que hacen los reos de Puente Grande reflejan parte de los abusos sistemáticos en su contra.

La organización pide ahora que el escenario al cual Guerrero y los demás están expuestos es responsabilidad del gobierno federal y las autoridades penitenciarias, por lo cual exigen el cese inmediato de estas prácticas.