Según una investigación de la Clínica de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, el grupo delictivo de Los Zetas sobornó, pagó y tuvo en nómina a presidentes municipales y elementos de seguridad de Coahuila, además de funcionarios de la PGR y el ejército y, también, gobernadores de Coahuila y Veracruz. 

“Los Zetas dieron 12 millones de dólares para la campaña electoral de Fidel Herrera”. 

La investigación de la Universidad de Texas se hizo a partir del escrutinio y el cotejo de información que recabaron tras acceder a las declaraciones de más de 20 testigos que ahora mismo son parte de tres litigios contra Los Zetas en Estados Unidos.

La historia se remonta al 2004, cuando el grupo armado financió la campaña electoral de Fidel Herrera para la gubernatura de Veracruz. En ese entonces Efraín Torres “El Z-14”, quien fuera mano derecha del líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano, le dio 12 millones de dólares a Francisco Colorado Cessa.

Esos 12 millones de dólares empleados para la campaña de Herrera sirvieron para que ADT Petroservicios, empresa de Colorado Cessa, accediera a contratos con Pemex. ADT Petroservicios era una empresa que Los Zetas usaban para lavar dinero. Esa información fue recabada por José Carlos Hinojosa, quien fuera fiscal y más tarde contador de Los Zetas, hasta su detención en 2008. (Vía: Reforma)

Por su parte, otro lavador de dinero del grupo delictivo, Rodrigo Uribe Tapia, confirmó que hubo reuniones semejantes en la casa del mismo Javier Duarte cuando éste ya era gobernador del estado de Veracruz.

“También dieron 2 millones de dólares al secretario personal de Moreira”.

Pero el idilio entre Los Zetas y los gobernadores priistas no terminó ahí. Uribe Tapia también declaró haber estado presente cuando se entregaron 2 millones de dólares en efectivo para “comprar” la plaza de Coahuila. Ese dinero fue entregado personalmente al entonces procurador del estado de Coahuila, Jesús Torres Charles, y al secretario personal del entonces gobernador Humberto Moreira, Vicente Chaires.

Según el informe de la Universidad de Texas, el control que tuvieron Los Zetas sobre Coahuila no hubiera sido posible sin el contubernio con los autoridades estatales y menos aún sin el soborno que hicieron a los hermanos Moreira durante sus mandatos. (Vía: Milenio)

Los testigos explicaron cómo Los Zetas pagaron sobornos y contribuyeron a las campañas electorales de gobernadores y candidatos políticos para garantizar la continuación sin restricciones de sus negocios ilegales“, explica el informe de la Universidad de Texas.

Es de recordarse que durante esos años, Los Zetas eran prácticamente dueños de los estados de Coahuila y Veracruz; tenían compradas a las autoridades de dos niveles de gobierno y, cuando se quedaban sin elementos, reclutaban por la fuerza a adolescentes y policías. (Vía: BBC)