¿No les parece que en un país asolado por las balaceras y las matanzas espontáneas deberían prohibirse las armas? Para no ir más lejos, este fin de semana una sola persona cobró múltiples vidas en un tiroteo en Texas.

Claramente el problema es la laxitud a la hora de permitir que cualquier persona accediera a las armas. Pero hay algunos que no ven ningún problema en que cualquiera tenga una pistola. Si no nos creen, pregúntenle a los congresistas de Wisconsin que acaba de aprobar que adolescentes e incluso niños porten armas para cazar.

Así es: residentes de Wisconsin de cualquier cualquier edad ahora pueden tomar libremente un rifle y salir a cazar. Actualmente, un menor de edad mayor de 12 solo puede adquirir una licencia de caza si cuenta con la mentoría de un adulto.

Con esta nueva ley un menor de incluso diez años puede solicitar una licencia de este tipo. Esta ley también elimina un impedimento crucial: que solo haya un arma para el mentor y el joven aprendí de cazador. (Vía: NBC)

Aunque la propuesta encontró reparos y críticas entre congresistas demócratas y habitantes del estado norteamericano, fue aprobada el jueves pasado. 

Es simplemente una locura bajar la edad mínima a 10 años, es absolutamente enfermo que estemos hablando de dar un arma un niño“, declaró el representante demócrata Gary Hebl.

Por supuesto, los republicanos creen que simplemente están depositando en los padres la responsabilidad de dejar un arma en sus hijos. Según ellos, los padres podrán decidir cuándo deben sus hijos tener un arma de caza. ¿De verdad se puede confiar en que tooodos los padres de Wisconsin son súper responsables?

La propuesta fue suscrita por todas las asociaciones de armas, pero falta por ser ratificada por el senado estatal. Solo esperamos que esta ley no provoque un accidente lamentable.