Es sumamente triste que en ocasiones, a pesar del esfuerzo de autoridades y ONGs, una especímenes de una especie en peligro de extinción muera, aun después de haber recibido ayuda. Así ocurrió con un ejemplar de vaquita marina que murió al día siguiente de ser rescatada.

Según el equipo de Vaquita CPR, el ejemplar de vaquita marina era una hembra madura que fue rescatada con éxito y transportada el sábado por la tarde en Baja California.

Sin embargo, este equipo de rescate se percató que la salud de este ejemplar empezó a decrecer rápidamente una vez que llegaron al refugio especial conocido como “El Nido”.

Aunque estuvo en observación y cuidado desde el momento de su captura hasta el final de su traslado, los veterinarios no pudieron hacer nada para revertir el malestar de la vaquita marina.

“En los últimos 20 años la población de la vaquita marina ha disminuido más de un 70%”.

Ante la deteriorada salud del ejemplar marino, el equipo optó por liberarlo. Por desgracia, los esfuerzos de Vaquita CPR no tuvieron éxito.

Aunque las labores de rescate, y cuidado de estos ejemplares de una especie en peligro de extinción entrañan un riesgo significativo, los voceros de Vaquita CPR aseguran que en todo momento han extremado medidas y precauciones; además todos los participantes de este proyecto son expertos en el tema y tienen la experiencia y la preparación necesarias para operaciones de alto riesgo. (Vía: Animal Político)

Actualmente, se esperan los resultados de la necropsia para conocer las causas del fallecimiento de esta vaquita marina. Esta especie se encuentra en un grave peligro de extinción y dependen esfuerzos como este para su supervivencia.

Según ONGs, la negligencia casi sistemática del gobierno ha jugado un papel crucial en la extinción paulatina de este mamífero marino. En los últimos 20 años la población de esta especie ha disminuido más de un 70%, Sin que ningún esfuerzo colectivo o gubernamental haya tenido éxito para revertir su desaparición. (Vía: Animal Político)