Cada periodo legislativo, los grupos parlamentarios del Senado se reúnen para discutir los temas de su agenda, normalmente estos encuentros se hacen en espacios distintos al recinto legislativo. Por dichas reuniones se gastó  un total de 4 millones 895 mil 241 pesos en un periodo de 3 años.

El problema es que dichas reuniones no han garantizado que los legisladores cumplan con la agenda propuesta, vemos que tienen pendientes temas como: el nombramiento del fiscal Anticorrupción, la revisión del IEPS para la gasolina, la ley de seguridad interior, segunda vuelta electoral, gobiernos de coalición, la legalización de la marihuana, entre otros muchos temas que faltan por legislar.

Senado

Estos recursos han sido utilizados para renta de salones, boletos de avión, hoteles, viáticos, alimentos papelería y hasta ropa como camisas de lino y chalecos. Sin embargo, ante los recortes en gasto corriente, los partidos han optado por realizar estos eventos en el recinto legislativo.

Según los reportes presentados por los grupos parlamentarios tenemos que los gastos en 2014 fueron de 1 millón 451 mil pesos; en 2015  de 1 millón 206 mil pesos, ese año el PRI-PVEM organizó sus reuniones de agenda en la hacienda de Ocoyoacac, el PAN en Los Cabos y el PRD en la hacienda de Los Morales. Finalmente en 2016, gastaron 1 millón 370 mil pesos, ahí solo el PAN viajó al estado de Coahuila a realizar su plenaria, mientras los demás la realizaron en el senado.

Hotel Emporio CDMX

En enero de 2017 los partidos destinaron solo 374 mil pesos en las reuniones para hacer sus agendas y en agosto erogaron cerca de medio millón de pesos en ese concepto. Esos gastos incluyen servicio de meseros, comidas de restaurantes de lujo, bebidas, así como otro tipo de insumos, por ejemplo en la pasada reunión plenaria del PRI se erogaron 75 mil 700 pesos para traer comida del exclusivo restaurante Grupo Zonura Prendes; mientras que el PAN desembolsó 14 mil pesos en el restaurante del Hotel Emporio de Paseo de la Reforma. (Vía: El Universal)