Actualización 9 de noviembre: El Pleno de la SCJN anunció que el día de hoy revisará dos “incidentes de inejecución de sentencia”, el mismo caso por el que destituyeron al delegado de Venustiano Carranza, Israel Moreno.

Los imputados, en este caso, son el también delegado perredista, pero de la Gustavo A. Madero, Victor Hugo Lobo, y la secretaria de Cultura federal, María Cristina García Cepeda. De ser cesados del cargo, tal como con el exdelegado de Venustiano Carranza, podrían ser acusados penalmente.

Ambas sentencias que, acusan los ministros de la corte, no han sido cumplidas, son por denuncias laborales: es el mismo caso, prácticamente, que el Moreno Rivera.

¿Será que, por fin, hay un cuerpo del gobierno que está obligando al gobierno a cumplir con sus mismas leyes?

***********

Es un caso inédito: la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha cesado a un delegado de la Ciudad de México. El día de hoy, la SCJN dictó un fallo para destituir a quien, hasta este día, era el delegado de la Venustiano Carranza, el perredista Israel Moreno Rivera.

Este delegado y su antecesor, también perredista, José Ballesteros López, serán consignados ante un juez de distrito de Procesos Penales Federales por el fallo de la corte por “incumplimiento de una orden de amparo”.

Y no, ese incumplimiento no fue para arrestar a un político intocable o para defender una zona protegida de la sentencia de un juez amoral: el amparo que no cumplieron ninguno de los dos delegados incluía el respeto y cumplimiento de los derechos laborales de trabajadores de la delegación.

Nombrar verificadores, pagar diferencias ilegales de salarios y aguinaldos y otorgar los elementos y condiciones básicas para el desempeño de su trabajo fueron unas cuantas de las medidas que un juez federal en lo laboral había dictado a la delegación y ni Ballesteros ni Moreno cumplieron las indicaciones de la corte. (Vía: El Universal)

La demanda venía desde 2013, es decir, los dos funcionarios tuvieron cuatro años para cumplir una sentencia que involucraba delitos e incumplimientos desde 2003 y 2004 (ajá: tiene 14 años la demanda original).

Moreno Rivera y Ballesteros López forman parte de la corriente perredista de Nueva Izquierda, la misma que, han acusado miembros del PRD, ha llevado al partido de la tercera fuerza política nacional a una máquina de alianzas sin sentido. (Vía: Reforma)

Ni el delegado morenista de Tláhuac, Rigoberto Salcedo, fue separado de su cargo, a pesar de la investigación que tanto la Procuraduría General de la República y la Cámara de Diputados iniciaron investigaciones en su contra. (Vía: Proceso)

No podemos dejar de remarcarlo: esta es la primera vez que una corte destituye a un funcionario público por no cumplir una sentencia (en este caso un amparo). ¿¡Qué esperan los demás para dejar de cumplirlas!?