Los excesos en Arabia Saudita son conocidos y algo común. Su forma de organización es lo que permite a los pertenecientes a la familia real incluso transportar una escalera eléctrica de oro para descender de un avión en visitas a otros países. Aunque pareciera algo extremo, es una realidad para ellos y también sus presos la viven, pues en vez de ser encarcelados en duras y frías prisiones de concreto gris y mala iluminación, son alejados del mundo en hoteles de lujo. (vía: Reforma)

Hotel Ritz Carlton de Riad... ¡qué horrible es la vida de prisión!
Hotel Ritz Carlton de Riad… ¡qué horrible es la vida de prisión!

Decir “de lujo” es algo meramente relativo: se trata del Hotel Ritz Carlton ubicado en Riad y es uno de los hoteles con más interés público en ese país; utilizado por las figuras gubernamentales y empresariales para organizar congresos y grandes eventos.

En éste, desde la semana pasada, están encarcelados 11 príncipes y varias de las figuras más representativas de la vida saudí, por orden del príncipe Mohamed bin Salman, que en junio se convirtió en el heredero al trono y que se ha propuesto reformar al país y cambiarlo… encarcelando a todos los que se le opongan (algo que grita “progresismo” desde cualquier ángulo).

Game Of Thrones Iron Throne GIF by Nerdist.com - Find & Share on GIPHY

En realidad, las detenciones y la purga que ha iniciado quitando de sus puestos y amedrentando a ciertos funcionarios, han permitido que el país se muestre “tolerante y abierto”, que es lo que quiere este príncipe. Las mujeres han obtenido ya su derecho a conducir (es verdad, no podían) y las salas de cines se abrirán pronto (sí, tampoco tienen cines), además de que mujeres y hombres pudieron celebrar juntos su fiesta nacional en un estadio, algo que jamás había sucedido antes. (vía: Clarín)

La influencia que bin Salman ha podido tener en el sistema saudí ha subido de manera impresionante en poco tiempo, logrando vislumbrar un posible cambio en las prácticas que no han permitido a sus ciudadanos alcanzar un verdadero grado de equidad en su sociedad. Asimismo, plantea deshacerse de la dependencia petrolera de su reino, para que en ningún momento tengan que defender el Riyal como perros. (vía: BBC)