En la madrugada de este viernes, la Cámara de Diputados aprobó en lo general el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018, el cual resultó ser de 5 billones 236 mil 375.6 millones de pesos. En este monto final hubo modificaciones por 83 mil 814 millones de pesos respecto a la propuesta original presentada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La bolsa de reasignación de esos 83 mil millones de pesos, 43 mil millones provienen de los ajustes a la Ley de Ingresos y 40 mil millones de reducciones a distintas partidas presupuestales.

Fonden reconstrucción 2018

Esta bolsa de redistribución incluye una inyección de recursos de 28 mil millones de pesos al Fondo de Desastres Naturales (Fonden) con el fin de aportar, entre otras cosas, a la reconstrucción por los sismos ocurridos el pasado 9 y 19 de septiembre.

De este monto, 18 mil millones representan una ampliación a los 6 mil millones propuestos por el ejecutivo originalmente; asimismo, se asignaron 2 mil 500 millones para el nuevo Fondo de Reconstrucción para Entidades Federativas, el cual funciona como capital para que los estados puedan aportar el llmado “pari passu” que exige el Fonden; finalmente se asignaron otros 2 mil 500 millones de pesos para el fondo de capitalidad, del cual, el gobierno de CDMX podrá utilizar recursos para la reconstrucción.

reconstrucción sismos

Este presupuesto será agregado a los 9 mil millones de pesos que tiene actualmente el Fonden y a los 3 mil millones que tiene adicionalmente por los bonos catastróficos del Banco Mundial. Tomando en cuenta todo esto, tendríamos alrededor de 40 mil millones de pesos disponibles para la reconstrucción.

Parece ser que a pesar de todos los ajustes presupuestales, los recursos disponibles para la reconstrucción no serán suficientes ya que según cifras del gobierno federal, los daños ascienden a alrededor de 48 mil millones de pesos, por tanto, hay todavía un vacío de 8 mil millones de pesos, que hasta el momento no se sabe de dónde van a salir. (Vía: Reforma)