Según documentos presentados por la investigación “Paradise Papers”, a inicios del sexenio de Felipe Calderón, Pemex otorgó un contrato de 5 años para la renta de una plataforma marina a una empresa recién creada en Campeche, cuyo dueño y fundador es el esposo de la diputada federal del PAN, Rocío Matesanz Santamaría.

Lo que revelan estos documentos es que a la semana de haber sido firmados los contratos, la empresa transfirió los fondos a dos sociedades de “gaveta” en las Islas Caimán, creadas un mes antes de que Calderón tomara posición como presidente de México.

Calderón Pemex

Después de obtener el contrato, esta empresa empezó a cotizar alto entre inversionistas de todo el mundo instalados en paraísos fiscales como: Bermuda, Islas Caimán y Guersney, quienes buscaron comprar la compañía campechana.

La empresa a la que se le asignó el contrato de manera irregular está registrada como SeaDragon de México. Esta empresa se conformó literalmente en dos semanas, ya que el 15 de marzo de 2007, Pemex publicó en el Diario Oficial de la Federación la convocatoria para rentar una plataforma de perforación tipo semisumergible o de barco perforador ubicada en el Golfo de México. Al día siguiente, dos inversionistas crearon la empresa con la razón social SeaDragon; es decir, la empresa se constituyó en el plazo en que estaba la licitación de Pemex.

Pemex paradise papers PAN

La asignación fue dada mes y medio después y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de junio de ese año; el contrato asignado fue de 958 millones 655 mil dólares, que en ese tiempo representaban más de 10 mil millones de pesos. Como hemos señalado, días después de que se firmó el contrato, el fundador de SeaDragon vendió sus acciones a 2 empresas extranjeras recién creadas, una establecida en Islas Caimán: Sea Dragon Offshore Ltd. y otra en Londres: SeaDragon Consulting Services Ltd.

El fundador de SeaDragon es José Farrera Redondo, esposo de la actual diputada federal Rocío Matesanz Santamaría, quien paradójicamente se afilió al PAN en 2007. Matesanz era cercana al ex secretario de Gobernación y mano derecha de Calderón, Juan Camilo Mouriño. Asimismo, la diputada está ligada a Mario Alberto Ávila Lizárraga, quien de 2010 a 2012 fungió como Subdirector en la Coordinación de Servicios Marinos de Pemex Exploración y Producción; finalmente, Martasanz hasta el día de hoy es contratista de Pemex desde su empresa Tecnogolfo. (Vía: Reforma)