La investigación “Paradise Papers” realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), reveló, a través de más de 13 millones de documentos filtrados,  operaciones financieras en paraísos fiscales a través de empresas offshore, relacionadas a políticos y empresarios de todo el mundo, incluyendo México. Los documentos muestran sobre todo movimientos centrados en dos empresas, Appleby y Estera, con sede en Islas Bermudas y Singapur.

Dicha investigación, publicada originalmente por el diario alemán Süddeutsche Zeitung en colaboración con 382 periodistas de 100 medios de comunicación de todo el mundo, relaciona a personajes como Justin Trudeau y la Reina Isabel II de Inglaterra con inversiones en esos paraísos fiscales. Sin embargo, lo más interesante sin duda son los negocios que vinculan al secretario de comercio estadounidenses,  Wibur Ross, con personas del círculo más cercano del presidente de Rusia, Vladimir Putin, lo cual abona a las investigaciones del FBI sobre la colaboración de Trump y su equipo con el Kremlin.

Wilbur ross paradise papers

Respecto a la Reina de Inglaterra, la investigación muestra que ha invertido millones de dólares en empresas de créditos de consumo y de servicios médicos a través del bufete de abogados Appleby. Los documentos revelan que en 2007, los gestores del patrimonio de la monarca británica realizaron inversiones en un fondo en las Islas Caimán, el cual posteriormente invirtió en la empresa BrightHouse, firma que fue acusada de vender bienes raíces a británicos con problemas de liquidez en tasas de interés por encima del mercado.

Al respecto, uno de los voceros de la Reina Isabel II señaló en efecto existe el fondo de inversión en Islas Caimán, pero que no estaban al tanto de las inversiones en BrightHouse, además dijo que la reina paga impuestos voluntariamente, tanto sobre sus ingresos, como por el ducado. 

Por otra parte, se reveló que varios miembros del parlamento canadiense cercanos al Primer Ministro Justin Trudeau, que paradójicamente han frenado todas las propuestas legislativas que buscan gravar los ingresos offshore, tienen distintos activos y fideicomisos en Islas Caimán valuados en millones de dólares.

Putin paradise papers

En el caso del secretario de Comercio estadounidense, se reveló una conexión comercial con el yerno de Vladimir Putin, Kirill Shamalov, en una empresa de transporte marítimo. En esa empresa también tiene participación el presidente Putin, así como un magnate ruso sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Asimismo se vinculó al secretario de Estado, Rex Tillerson, con la empresa offshore, Marib Upstream Services Co. la con sede en Islas Bermudas la cual llevaba a cabo operaciones de petróleo y gas. Estas inversiones se dieron mientras Tillerson fue director de la compañía petrolera Exxon.

Finalmente, también salieron a la luz los negocios offshore de empresas del Kremlin, por ejemplo, VTB Bank mandó de manera discrecional 191 millones de dólares a la empresa offshore, DST Global, que posteriormente invertiría en Twitter. También el gigante energético Gazprom, también propiedad del gobierno ruso, invirtió en la misma empresa que luego invertiría en Facebook. Sin embargo, los documentos no muestran evidencia de que el Kremlin obtuviera información privilegiada por haber invertido en esas compañías. (Vía: DW)