El alcalde del municipio yucateco de Izamal ha recibido una ola de críticas de sus gobernados y en redes sociales ante su “campaña” para promover, según él, el municipio a su cargo: permitirle a una empresa extranjera fotografiar modelos desnudas en los edificios públicos de Izamal.

Wernel May Escobar es el alcalde priísta que permitió que la empresa UT Adventure, con sede en Utah, montara una serie de sesiones de fotografías de desnudo en las principales plazas del pequeño pueblo costero. La intención, tal como lo ha repetido una y otra vez ante la presión de los vecinos, es “promocionar el turismo al municipio” y no tiene nada que ver con otras cosas:

“La realidad es que fueron artísticas y tienen por objeto promover al municipio, no fomentar el morbo o la pornografía” (Vía: El Universal)

Es seguro que muchas de las quejas al funcionario tienen que ver con los desnudos en el espacio público, como bien dice Helena Alegría, la esposa del reverendo en Los Simpsons:

No nos vamos a ir por ese camino, porque, aunque nos duela decirlo, algo hay de razón en la respuesta del alcalde: ni son fotografías pornográficas ni el cuerpo desnudo, por sí mismo, debería de ser censurado. Más bien, ¿de verdad una campaña publicitaria de una compañía de fotografía es la mejor campaña turística para un municipio con tanta oferta como Izamal?

UT Adventure, dijo el priísta, le prometió que organizará “pronto” un congreso internacional de fotografía en el que participarán más de 4 mil fotógrafos (algo que en la página de la compañía no aparece por ningún lado). La “empresa” es, más bien, la dupla de una modelo y un fotógrafo que ofrecen “tours de fotografía” en los que ofrecen hospedaje, comida y “a las modelos” (ajá: vienen con el paquete…). (Vía: UT Adventure)

Captura de pantalla del "tour Yucatán", no menciona convención
Captura de pantalla del “tour Yucatán” ofrecido por UT Adventure, donde no menciona convención

Hagamos a un lado la misoginia y utilitarismo de “incluir” a “tres de las más hermosas, de clase mundial y profesionales” modelos (si podemos): ¿cuál es el beneficio, si es que hay uno, que gana un municipio completo con un tour?

Por otro lado, cuando toda la península de Yucatán tiene una larga y compleja historia de explotación extranjera (y nacional) de los pueblos originarios, ¿que las modelos no sean de la región (ni los fotógrafos, ni los organizadores), sino tres mujeres extranjeras, ¿no es mantener un discurso colonialista, peor aún: una práctica colonialista patrocinada por el gobierno local?

Only on @utadventure. 😮 #bts #pueblomagico #whatanight #artnudephotoshoot

Una publicación compartida de PHOTO TOURS in UTAH / MEXICO (@utadventure) el

¿Será que, como cuenta la leyenda popular, al alcalde priísta le vendieron espejitos con tal de tomar (fotografía de) su pueblo?