Es bastante conocido por todos el “ingenio mexicano”, esa capacidad mítica de los mexicanos de encontrar cualquier forma de zafarse de cualquier problema. Esta semana no hay mejor ejemplo que éste: un conductor que, con una esmeriladora que tenía en su cajuela, logra cortar el candado de la “araña” que le habían colocado unos policías de tránsito y huyó sin problema alguno.

Antes de que empiece, querido lector, con eso de que “estamos promoviendo la violación de la ley”, espérese un poquito. Lo primero que hay que decir es que estacionarse en segunda fila está en un nivel de agandallaje que es difícil superar (quizá sólo por las personas que se estacionan en los lugares reservados para discapacitados); segundo: ¡¿qué policía de tránsito creyó que sería una buena idea inmovilizar un auto que estorbaba a otros tres?!

En el video se puede apreciar cómo el conductor utiliza una esmeriladora que tenía en su cajuela para cortar el candado que cerraba el inmovilizador que le fue colocado (fuera de lo grabado) por un oficial de tránsito por estacionarse en segunda fila en la delegación Miguel Hidalgo. (Vía: Regeneración)

Mr Narrins GIF - Find & Share on GIPHY

En lugar de ir a pagar la multa y ver cómo se le iba un buen billete y su tarde del domingo, ¡pum! a cortar.

Mientras el conductor intentaba liberar su auto, el que grabó el video y por lo menos otros cinco testigos ven divertidos y fascinados (con una cara de “por qué no se me ocurrió antes”) cómo operaba. Y no, nadie llamó a la policía: al contrario, en cuanto liberó su auto, se escucha cómo le dicen que ya, “le chingara”.

El sujeto guarda la “araña” en su cajuela (esperamos que sea para colgarla en la pared, como si fuera un premio de cacería), su esmeriladora y se sube al auto. Todo toma menos de un minuto y nadie, en ningún momento, creyó necesario llamar a la policía. ¿Por qué habrá sido? (Vía: Diario de México)