Algunas escuelas en China han convertido el español en una materia obligatoria para sus primarias. Desde el primer año escolar (cuando los niños tienen entre 4 y 5 años), comienzan a aprender a través de canciones, poemas y juegos… como cualquier otro idioma.

A menos que usted, querido lector, tenga un amigo insoportable que comienza a hablar de políticas educativas internacionales (o usted sea ese amigo…), estará igual que nosotros en la mesa de redacción de  Plumas Atómicas: sin mucha idea de qué está pasando en educación a nivel mundial. Resulta que en China, desde 2010, están fuertemente interesados en aumentar el número de docentes de español.

La capacidad de los estudiantes chinos de aprender nuestro idioma no tiene nada que ver con cosas de “raza” o “cultura”, simplemente se trata de una mezcla entre la edad ideal para aprender otra lengua y que los alumnos pertenecen a las mejores escuelas del país.

Según Maria Antonia Company, una docente española que ha radicado en China desde hace años, la política educativa se ha desarrollado sin problemas:

De los seis a los nueve, los pequeños salen leyendo textos sencillos en español, pueden hacer una descripción personal fácil, dicen sus gustos y algunos saben escribir” (Vía: SDP Noticias)

Según la directora de la primaria 109 en Beijing, Xiu Ling, la misma escuela donde Maria Antonia, los padres se encuentran muy felices con la medida y están contentos de ver cómo sus hijos “amplían sus horizontes”.

Hasta el momento, el gobierno central no ha decidido aún convertir la medida, que entró como una propuesta experimental en 2013 (sí, hasta ahorita nos vamos enterando todos), sin embargo, ven con muy buenos ojos los resultados que ha dado hasta el momento. (Vía: Televisa Noticias)

Definitivamente, la medida es igualitita a la que las autoridades educativas han tomado en México con la enseñanza del inglés… ¿no?