En China no hay “Black Friday” ni Buen Fin, lo que hay, lo que se acaba de… ¿celebrar? apenas el pasado 11 de noviembre, fue el “Día del soltero”. Las ventas de este día superaron cualquier récord de ventas en el mundo: 168 mil 300 millones de yuenes (poco más de medio billón de pesos, ajá: medio millón de millones de pesos).

En Punto – En China se celebra el 'Día del soltero'

Las ventas por el 'Día del soltero' dejaron ganancias por 25 mil 400 mdd en #China. #EnPunto con Denise Maerker

Posted by Noticieros Televisa on Monday, November 13, 2017

Miles de servidores atendiendo miles de millones de compras por hora no sólo son un reto técnico, sino logístico. La compañía detrás de esta tarea titánica, Alibaba, es la competidora directa de Amazon y se ha adueñado de lo que, originalmente, era un chiste entre ñoños chinos de los 90: un anti-San Valentín en el día 11 del mes 11.

Como si fuera un Teletón o una festividad nacional, Alibaba preparó todo un evento mediático: un maratón televisivo y a través de varios canales de internet para que los compradores de China y de los otros 224 países que participaron en el “Día del soltero” pudieran seguir minuto a minuto la “recaudación” de gasto. (Vía: Der Welle)

Money Gold GIF by Aardman Animations - Find & Share on GIPHY

En total, se realizaron más de 800 millones de compras, la gran mayoría, cerca del 90%, a través de teléfonos y aplicaciones móviles, por lo que Alibaba también estrenó una nueva forma de pago: reconocimiento facial.

Sí, no es broma: desde hace un par de meses, la filiar china de Kentucky Fried Chicken y Alibaba habían estado probando este método de pago en varias sucursales, todo en preparación para este día. A través de la cámara frontal del teléfono, un complejo software “lee” el rostro de quien va a hacer la compra y lo compara con sus datos, y ¡listo! A esperar el paquete. (Vía: engadget)

El volumen de venta de este año no se puede comparar con las ventas del otro “gigante” capitalista: Estados Unidos entre el “Black Friday” y “Cyber Monday”, gastó apenas 142 millones de pesos en compras.

Por las siguientes dos o tres semanas, el trabajo de los empleados de correos en China se triplica: el gobierno tiene que comprar o hacerse de equipos especiales para repartir los millones de pedidos y, como te habrás dado cuenta cada que pides algo por internet, la basura que generarán esos pedidos (y la contaminación que produjeron esos servidores) no desaparecerá tan fácilmente. (Vía: El País)