El 30 de septiembre, una mujer de entre 25 y 30 años fue asesinada a balazos durante un asalto en la Colonia El Retoño, en Iztapalapa.

Cuando forcejeó con los delincuentes, uno de ellos disparó y huyó con los otros dos cómplices. Así lo relató el chofer del transporte al periódico Reforma.

La mujer murió a bordo de una unidad de la ruta que va de Santa Martha al Metro Portales. Pero incidentes como este, donde las víctimas son expuestas a la violencia por la inseguridad en la capital, son más comunes en comparación con aquellos señalados como “sin violencia”.

Según las estadísticas delictivas de la Procuraduría General de Justicia capitalina, entre enero y septiembre de 2017 han ocurrido más robos “con violencia” que “sin violencia” a bordo de un microbús en la Ciudad de México. (Vía: PGJ)

La PGJ registró 539 de estos ilícitos en microbuses entre enero y septiembre de este año. De estos, 475 fueron cometidos “con violencia”. El resto, es decir 64, se ejecutaron del otro modo.

Septiembre fue el mes que alcanzó la cifra más alta de este tipo de asaltos. Solo en catorce de los casos no se registró violencia, mientras que los otros 63 ocurrieron de la manera tipificada como delito de alto impacto.

A este le siguió agosto. La suma fue de 72 carpetas de investigación del fuero común. Cincuenta y nueve de ellas fueron “con violencia”.

Por el otro lado, el mes con las cifras totales más bajas fue abril. El registro llegó a las 42 carpetas y de estas, 12 ocurrieron “sin violencia”.

Y, mientras tanto, Hiram Almeida (ya saben, el funcionario de seguridad que cree que los videojuegos provocan violencia) armó un súper mega giga operativo en Perisur con cientos de oficiales. ¿De verdad es la mejor manera de combatir al crimen?

Ahora bien, si tú optas regularmente por usar el metro, las cifras de robo con violencia se invierten; lo más probable es que tu asalto sea “sin violencia”. En el mismo lapso, se registraron 1,536 robos en el sistema de transporte colectivo Metro, de los cuales sólo 108 fueron con violencia.