Este fin de semana fue captado un altercado entre un racista ebrio y los pasajeros de un tren en Nueva York. El ebrio espetó severos dichos racistas hacia los pasajeros y colmó a tal la grado la paciencia de los pesebres que fue corrido a patadas.

El hombre prepotente y soez alegaba ser abogado (pa’ que vean que en todos lados se cuecen habas jurídicas) mientras insultaba y bebía en el mismo tren. El altercado terminó a literales patadas cuando los pasajeros de plano se cansaron y decidieron bajarlo del tren.

En los momentos finales, una mujer tomó el rol protagónico de los indignados y, además de una buena regañiza, le aventó un frasco entero de sopa que dio directo en la cara del racista.

Nunca una sopa supo tanto a justicia.

Pronto el incidente llegó a YouTube donde se volvió viral y de inmediato la gente se dio cuenta de que la heroica mujer que arrojó su sopa al borracho racista era la famosa rapera Princess Nokia. Famosa dentro y fuera de los escenarios.

Más tarde la misma Princess Nokia explicó en Twitter que ella se me metió en el pleito cuando el borracho racista le gritó “niggers (forma ultra ofensiva de decir “negro”) a unos adolescentes.

A la misma rapera también le dijeron nigger y ahí fue cuando todo el tren se unió para sacar al tipo que, para colmo, clamaba que la ley estaba de su lado, como si la Primera Enmienda se hubiera escrito para defender la estulticia y los insultos.

Y sí: la rapera Princess Nokia hizo justicia con una sopa caliente. “Haré lo que sea para defender el honor de mis hermanos y hermanas“, declaró en Twitter… hasta arrojar sopa. (Vía: Jezebel)

Bravo por Princess Nokia que de momento, y con perdón de Kendrick Lamar, es la rapera favorita de Plumas Atómicas.