Actualización 6 de noviembre: Puigdemont y los cuatro ex consejeros que habían permanecido en Bruselas tras la ejecución del artículo 155 constitucional por el gobierno de Mariano Rajoy, se entregaron voluntariamente a las autoridades belgas luego de que la Audiencia Nacional solicitara su detención dentro del territorio español.

A las pocas horas de haberse entregado fueron puestos en libertad condicional por un juez de ese país para seguir, fuera del sistema carcelario, su latente extradición a España, donde se las acusa de rebelión, sedición, malversación de recursos públicos y cohecho. (Vía: La Jornada)

Puigdemont rindiendo declaración en el juzgado de Bruselas
Puigdemont rindiendo declaración en el juzgado de Bruselas, foto: APF

Junto con Carles Puigdemont están Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí. Los cinco rindieron su declaración por alrededor de cinco horas, para que, luego, fueran puestos en libertad condicional. Se les aplicaron dos medidas precautorias básicas: el retiro de sus pasaportes y notificar al juzgado de Bruselas su residencia temporal.

Ahora, la Audiencia Nacional tiene dos semanas para tramitar la extradición de los cinco líderes independentistas a Bélgica. (Vía: Aristegui Noticias)

******************

Actualización 3 de noviembre: La juez Carmen Lamela, quien lleva el caso de la sedición de Cataluña, ha girado órdenes de aprehensión contra Carles Puigdemont y ocho concellers (consejeros) más, considerados por las cortes españolas como líderes del movimiento independentista.

El expresidente catalán, alojado en Bruselas junto con los ahora prófugos de la ley española, no se considera ni exiliado ni fugitivo. Contrario a mantener un “bajo perfil”, ha dado varias entrevistas en los medios belgas y cuestiona la intención final del gobierno de Rajoy: por ejemplo, insiste, si en las elecciones de diciembre volviera a ganar la causa independentista, ¿Madrid aceptará la decisión? (Vía: El País)

Dependerá del gobierno de Mariano Rajoy si decide girar una “euro orden” (una orden de aprehensión en la que se solicita el apoyo de los demás Estados europeos en la aprehensión de un fugitivo), hasta el momento eso no ha ocurrido.

Mientras, dentro de Cataluña, la causa independentista sigue reorganizándose tras la aplicación del artículo 155, que deshizo el gobierno y la autonomía de su país; lejos (algunos por voluntad) de los políticos que promovieron “institucionalmente” la causa, el empuje de la independencia se ha perdido. (Vía: El Universal)

*********************

Actualización 31 de octubre: Los miembros del extinto parlamento catalán y del gobierno del país han sido llamados a declarar a la Audiencia Nacional la mañana de este jueves y viernes, de acuerdo al fiscal que está procesando el caso.

Mientras, Carles Puigdemont y otros miembros centrales del gobierno catalán siguen en Bruselas y ya han aceptado las elecciones anticipadas que Mariano Rajoy anunciara a las pocas horas de que Cataluña declaró su independencia el pasado 27 de octubre. (Vía: El País)

Declaró a medios que no está buscando asilo ni que esté escondiéndose, sino que está a la espera de que Madrid “entregue garantías” de un juicio justo contra los promotores del movimiento independentista que, apenas hace unos días, habían considerado la declaración de independencia como una victoria. (Vía: El Financiero)

Sin embargo, parece ser que el gobierno español no va a dar ninguna garantía a los catalanes: la Audiencia Nacional aceptó la petición del fiscal de cobrar una fianza colectiva de más de 6 millones de euros a los involucrados en el referéndum que consideraron ilegal el pasado 1 de octubre, bajo la advertencia de que si no se paga esa suma, podrían embargar sus propiedades. (Vía: La Jornada)

En Bruselas, Puigdemont confía que los resultados de las elecciones del 21 de diciembre demostrarán “la fuerza independentista”, por lo que sus allegados y la causa independentista se siente tranquila con la votación.

*****************

Actualización 13:30: El Presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, luego de una junta de emergencia con los ministros de España, dio una conferencia de prensa en la que anunció la aplicación del artículo 155 constitucional.

Todo el tiempo insistió en que la votación de hoy al medio día (hora de Barcelona) fue una votación antidemocrática y que “la mayoría de los catalanes no apoyan la independencia”.

La aplicación de 155, dice, no cancela la autonomía catalana, sino que intenta “regresar a la normalidad” el estado de Derecho.

Rajoy anunció la disolución del parlamento catalán y de todo el gobierno de Cataluña. Al mismo tiempo, llamó a elecciones para remover “a los responsables de esta crisis” para el 21 de diciembre.

Hasta el momento, no se ha reportado la movilización de fuerzas policiales o militares españolas dentro de Cataluña o hacia ella.

*************

Con 70 votos a favor, 10 en contra y 2 votos en blanco el Senado aprobó la independencia de Cataluña. La votación se hizo en secreto y la Mesa Directiva contó frente a todos cada uno de los votos. 

En la semana, Carles Puigdemont, presidente del país catalán había cancelado la reunión del cuerpo legislativo para votar la independencia, sin embargo, el senado convocó por sí mismo. (Vía: El País)

Una vez que los votos se terminaron de contar, la mayoría independentista en el senado entonó a coro el himno catalán, el mismo que estuvo prohibido por más de 40 años durante el franquismo. 

Apenas se declaró la independencia Mariano Rajoy, presidente del gobierno español, ya se había lanzado redes sociales, para “calmar” a “todos los españoles”.

En una reunión urgente del senado español, reflejo y reacción a la de Cataluña, Rajoy invocó la aplicación del artículo 155 constitucional. Éste retira la autonomía al gobierno catalán e instaura una especie de estado de excepción.

El Senado español sigue discutiendo si aprobará o no el 155, pero los independentistas catalanes pueden, al menos por el momento, celebrar la independencia de su país.

¿Cuáles serán las reacciones en los mercados, en los gobiernos internacionales, y sobre las otras campañas independentistas? Aún no se sabe. Por lo pronto, México ya advirtió que no reconocería a Cataluña como un país independiente… porque “nunca hemos conocido” lo que significa separarse de España.