Como en capítulo de Scooby Doo, cuando al final alguien pregunta quién está detrás de la máscara del monstruo ocasional, en Inglaterra un hombre fue arrestado por fingir ser un fantasma en un cementerio en la localidad de Portsmouth.

Oficialmente, las autoridades inglesas lo encontraron culpable de usar “lenguaje soez y comportamiento atemorizante para causar temor y angustia“.

Hombre es arrestado por fingir ser fantasma en cementerio inglés

Por supuesto, en casos como éste sólo puede haber dos cosas detrás: o el alcohol o la locura. Detrás de todo el caso de fingido fantasma está el alcohol: en la audiencia el hombre de 24 años confesó que todo ocurrió luego de beber con sus amigos.

Al salir del pub fue el que el hombre decidió que era una estupenda idea convertirse en fantasma y lo fue, al parecer exitosamente, hasta que alguien decidió llamar a la policía.

El fantasma detenido responde al nombre de Anthony Stallard y luego de una audiencia fue multado por la nada despreciable cantidad de 35 libras; es decir, unos 800 pesos por andar espantando a la gente en un cementerio.

Además tuvo que pagar otras 40 libras por gastos de representación y las molestias que causó a la gente por andar gritando “buuuu” a diestra y siniestra. (Vía: The Guardian)

A las multas se añadió que el hombre ya tenía historial por acoso. Eso sí: al menos no le levantaron cargos por dañar lápidas.