El Congreso local del Estado de México aprobó una serie de cambios en los códigos Penal, Electoral y de Procedimientos Administrativos para que, a partir de hoy, la venta de alcohol para menores no se castigue ni con cárcel ni con suspensión de licencia la venta de alcohol a menores.

Pero, espera, antes de que mandes a tu primito de 5 años por las chelas, hay algo que tienes que saber: la venta de alcohol a menores sigue siendo penada, pero ahora sólo con una multa. El cambio fue propuesto por el gobernador Eruviel Ávila y fue aceptada y propuesta por la bancada priísta, argumentan que esto es a partir de que muchos restauranteros y locatarios se han quejado de las extorsiones que “algunas autoridades” cobran para no cerrar sus locales. (Vía: Reforma)

Aprobados por el voto a favor de las bancadas del PRI, Nueva Alianza, Partido Verde y Encuentro Social (y votada en contra por los diputados de Morena, PRD y Movimiento Ciudadano), el debate de esta ley parece sacado del mundo del revés…

El cambio en la legislación, si bien de primer impacto parecería que facilita el consumo para los menores, en realidad, ayudará a reducir de forma importante la capacidad de los agentes de extorsionar; los diputados perredistas y morenistas reclamaron que este tipo de cambios “no tenían en cuenta a los niños” y que provocarían que las calles mexiquenses “se convirtieran en cantinas”, vaya, se pusieron panistas. (Vía: Proceso)

Los cambios en los códigos, también, levantan la “ley seca” en la jornada electoral: sí, cuando los votantes elijan el destino de su estado, podrán pasar el trago amargo… con otro trago amargo.

Una vez que se publiquen en la Gaceta Oficial de Gobierno, estos cambios entrarán en operación. Pero, te insistimos: no le digas a Juanito que se vaya por unas chelas a la tienda… aún