En los alrededores de la central nuclear Fukushima Daiishi, fue encontrada una bomba probablemente de la Segunda Guerra Mundial; la central, que fue el centro de atención tras el tsunami que azotó la región en 2011, está siendo desmantelada, y trabajadores desenterraron el explosivo a un kilómetro del reactor.

En 2011, cuando un tsunami golpeó de lleno la región de Fukushima, las alarmas se prendieron: la central nuclear logró resistir el primer impacto, pero había evidencia de que grietas en 4 de los 6 reactores y problemas estructurales podrían general una tragedia como la ocurrida en Chernobyl en 1986.(Vía: Excélsior)

Encuentran bomba en central de Fukushima

Afortunadamente, no pasó a mayores y, aunque sí hubo un alza en la radiación en la zona (por lo mismo, fue evacuada), hoy se está trabajando para que desmantelar los seis reactores de la planta: cuadrillas están trabajando para desmantelar las estructuras dañadas y, porque aún cuando algo se destruye tiene que haber uno, se está construyendo un estacionamiento.

En ese lote donde tenían pensado el estacionamiento fue, justamente donde, a las 7:30 de la mañana (hora local, las 17:30 de ayer, para nosotros) apareció un cilindro de 85 centímetros de largo y 15 de diámetro cubierto en óxido pero con la innegable forma de una bomba aire-tierra de fabricación estadounidense.

Durante el conflicto mundial, la región albergó una de las bases aéreas más importantes del imperio japonés, por lo que fue objeto de varios bombardeos conforme las fuerzas estadounidenses se acercaban al archipiélago nipón. (Vía: El País)

Fukushima era una base aérea en 2gm

Una vez que Tokyo Electric Power Cº, la compañía que opera lo que queda de la central nuclear, informó del descubrimiento, las Fuerzas de Autodefensa (el nombre oficial del ejército japonés) se hizo cargo del lugar: acordonó la zona y levantó el artefacto para su desactivación.

Al parecer, en Japón lo que estuvo a punto de reventar, más que la previsión al futuro, fue el olvido del pasado.